Última hora

Última hora

Cómo mirar a un balón cuando la amenaza de los misiles sobrevuela un estadio

Leyendo ahora:

Cómo mirar a un balón cuando la amenaza de los misiles sobrevuela un estadio

Tamaño de texto Aa Aa

El recrudecimiento del conflicto armado entre Israel y Palestina también afecta al deporte. Sus efectos se pudieron observar el pasado fin de semana en el encuentro de Primera División entre el Maccabi y el Bnei Yehuda en Tel Aviv. Aunque las fuerzas de seguridad trataron de mantener el orden y jugadores y aficionados quisieron vivir el duelo con la mayor normalidad posible, el miedo se apoderó de muchos cuando se activaron las sirenas para alertar de un posible ataque. La megafonía de estadio anunció los pasos a seguir en caso de emergencia. Sin embargo, no se produjeron escenas de pánico.

Una hora antes del encuentro, después de que las autoridades hicieran sonar las sirenas, el Maccabi solicitó aplazar el partido, pero su petición fue rechazada por la Asociación de Fútbol de Israel. El Manager del equipo, Jordi Cruyff, explicaba que para los jugadores era muy complicado concentrarse.

Finalmente, el partido se disputó con cierta tranquilidad y el Bnei Yehuda se llevó la victoria por un ajustado marcador, 0-1, con tanto de Nenad Marinkovic.

Los efectos de la ‘Operación Pilar de Defensa’ ya se había hecho notar con anterioridad. De hecho, la semana pasada los jugadores del maccabi tuvieron que interrumpir varios entrenamientos ante las amenazas de posibles misiles de Hamás. Mientras, en Gaza, el Estadio Internacional ha estado entre los objetivos israelíes y ha sufrido importantes daños. El propio estadio ha sido utilizado por Hamás como un auténtico polvorín.