Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

Fotógrafas de Oriente Próximo


Cultura

Fotógrafas de Oriente Próximo

Durante la última edición de Paris Photo, la plataforma internacional East Wing, con sede en Doha, ha presentado los trabajos de varias fotógrafas.

Entre ellos el de la yemení Boushra Yahya Almutawakel. Una de sus series fotográficas se centra en los códigos de vestir islámicos. En ella invierte los códigos del hombre y la mujer. Un proyecto audaz que puede ser considerado muy provocativo en las sociedades islámicas.

“He oído comentarios muy duros, diciendo que estoy en contra de la religión y que debería arder en el infierno. Algunos hombres se han sentido ofendidos como hombres, en su masculinidad. Pero yo no ataco ni a los hombres ni al Islam, nada más lejos de la realidad. Se trata simplemente de una fantasía de mi mente, que recreo fotográficamente”, ha declarado Almutawakel.

La fotógrafa yemení nos habla de la libertad de expresión artística en su país: “Puedes expresarte pero dentro de unos límites. Por ejemplo, para estas fotos me he puesto a mí misma en escena y me ha dado miedo. La víspera de la exposición, pensé en pararlo todo, porque tenía miedo de las reacciones de todo el mundo. En particular de mi framilia. Pero finalmente lo hice. Las mujeres sólo pueden ser fotografiadas si están vestidas de manera conservadora. Mi mensaje es fuerte, pero me mantengo dentro de los límites autorizados. No poso en bikini”.

Nos acercamos ahora a la obra de la iraní Newsha Tavakolian.

En su país, una mujer tine prohibido cantar sola ante un público.

En su proyecto ‘Listen’ fotografió lo que serían las portadas de los CD de esas mujeres condenadas al silencio. Retrató a su hermana según el estilo de cada una, poniendo detrás un mensaje que iría en consonancia con sus sentimientos.

“En un país como Irán, la política afecta a cada parte de nuestras vidas, así que no puedo decir que mi trabajo no sea político. Me autocensuro porque quiero que mi trabajo pueda verse en Irán, es muy importante para mí. Es allí donde recibo los mejores comentarios y críticas, porque hablamos la misma lengua y vivimos en el mismo país. Para los iraníes, mis obras no son exóticas. No piensan: ‘Oh, la pobre mujer, la pobre iraní…’. No. Son muy críticos, muy precisos. Por eso prefiero mostrar mi trabajo en Irán que en el extranjero”, explica.

Tavakolian empezó a trabajar como fotógrafa en la prensa iraní a los 16 años. Su trabajo está a caballo entre el fotoperiodismo y las artes visuales, desde una perspectiva femenina del mundo islámico.

Selección del editor

siguiente artículo
La obra de Inga Zolude en unos extractos

generation-y

La obra de Inga Zolude en unos extractos