Última hora

Última hora

Mursi el faraón

Leyendo ahora:

Mursi el faraón

Tamaño de texto Aa Aa

Aupado por el éxito de su mediación entre Hamas e Israel, ¿se cree Mohamed Mursi en posesión de un cheque en blanco? ¿Le ha dado alas esta victoria diplomática o tenía ya un plan preconcebido?

En cualquier caso, para sus correligionarios, las decisiones de Mursi son valientes y corresponden a lo que esperaban, sobre todo la destitución del Fiscal general considerado un vestigio de la era Mubarak. Pero lo que preocupa a la oposición y a los observadores, son las disposiciones tomadas sobre la Asablea Constituyente.

Mursi tendrá dos meses más para terminar la redacción de la Constitución. Dos meses de plenos poderes en los que nadie podrá oponerse a sus decisiones. Además, varios artículos del texto que está redactando el comité, en el que hay un 70% de islamistas, suscitan numerosas reticencias, como los referidos a los derechos de las mujeres, a las minorías o a la libertad de manifestación. De hecho, los liberales que participaban en la elaboración de la Carta Magna se han retirado a modo de protesta.

Amro Moussa. Exlíder de la Liga Árabe y excandidato presidencial:
“Aquí, en la Asamblea General de la Asamblea Constituyente está prohibido discutir sobre cualquier artículo de la Constitución. El texto final debe ser decidido en presencia de todo el mundo, y también debe ser difundido públicamente por la radio para darlo a conocer al pueblo de Egipto. En los últimos días estas sesiones han tenido lugar a puertas cerradas para que la gente no vea las enormes diferencias que hay en temas sociales”

El caso es que los islamistas que auparon al poder a Mursi le presionan para instaure la ley islámica en la nueva Constitución pese a las presiones de los liberales, como en esta manifestación que tuvo lugar a principios de mes en El Cairo.

El nuevo decreto presidencial neutraliza los cerca de 40 recursos interpuestos contestando la legalidad y legitimidad de la Asamblea Constituyente.

El que hasta hace unos meses era prácticamente un desconocido que llegó al poder prometiendo que no abusaría de sus poderes y que pasaría la página de la dictadura, es conocido ahora como el “nuevo faraón”.