Última hora

Última hora

Una casa que es un símbolo

Leyendo ahora:

Una casa que es un símbolo

Tamaño de texto Aa Aa

Al este de China, a 440 kilómetros al sur de Shanghai, rodeada de asfalto, desafiando al poder. La casa de Luo Baogen sigue en pie. Él y su mujer aguantan dentro.

Su hogar está ahora en el camino del progreso. Por aquí deberían pasar en poco tiempo cientos de coches camino de una nueva estación de tren. Para entonces, él y su mujer no deberían estar aquí, pero dicen que la indemnización que le ofrecen no es suficiente. Así que aquí siguen, con su título de propiedad en mano.

“Sólo quiero que me construyan otra casa. Pueden construir una casa como esta en otro lugar y decorarla igual. Eso es todo lo que pido”, dice.

Luo y su mujer tienen suerte. Aseguran que aun no les han cortado ni el agua ni la electricidad. Tampoco han usado la violencia contra ellos, pero no se fian: no abandonan la zona, duermen separados para evitar que derriben la parte inhabitada de la casa, vigilan 24 horas. Se han convertido en un símbolo de resistencia en su país.