Última hora

Última hora

"Viernes de la ira y de la advertencia" en Egipto

Leyendo ahora:

"Viernes de la ira y de la advertencia" en Egipto

Tamaño de texto Aa Aa

“Viernes de la ira y de la advertencia” en Egipto.
Así ha bautizado la oposición no islamista a la movilización que arrancaba el jueves por la noche para pedir la anulación del acta constitucional con la que el presidente, Mohamed Mursi, blindaba ayer sus poderes ante la Justicia.
Junto al llamamiento de movimientos revolucionarios y partidos políticos, también la mayor asociación de la magistratura en Egipcio amenaza con detener su trabajo en los tribunales.
Según un portavoz opositor, “las diferentes agrupaciones suman sus voces de condena por lo que consideramos un atentado contra la legitimidad de la Revolución que le llevó al poder. La toma del control de todas las instituciones del país convierten a Mursi en un dictador peor que lo fue Mubarak”.

Mursi ordenó ayer que todas sus decisiones sean definitivas e inapelables hasta la entrada en vigor de la nueva Constitución. Anuncio que ha enfurecido aún más a quienes se siguen manifestando para exigir cambios democráticos casi dos años después de los sangrientos disturbios que forzaron la renuncia de Mubarak.

Aunque los islamistas arrasaron en las urnas, muchos egipcios consideran que les han robado la revolución y acusan a Mursi de haberse convertido en el nuevo faraón.