Última hora

Última hora

Palestina: una causa tan antigua como la ONU

Leyendo ahora:

Palestina: una causa tan antigua como la ONU

Tamaño de texto Aa Aa

El 23 de septiembre de 2011, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas presenta formalmente al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, la demanda de adhesión de Palestina sobre las bases de las fronteras de 1967 y con Jerusalén como capital.

Esta nueva tentativa de reconocimiento no cuaja, pero vuelve a dar visibilidad al combate de los palestinos.

Mahmoud Abbas:
“Ha llegado el momento para mi valiente y orgulloso pueblo, tras décadas de desplazamientos, de ocupación colonial y de sufrimiento sin fin, de vivir como otros pueblos de la Tierra, libre en una tierra soberana e independiente”

Una aspiración casi tan antigua como la ONU, puesto que inmediatamente después de su creación, concretamente el 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General adopta la partición de Palestina que da pie al nacimiento del Estado de Israel en 1948, y a continuación, a la primera guerra árabe-israelí.

Cerca de 750 mil palestinos son expulsados de sus tierras y pasan a ser refugiados mientras que la ONU reconoce el Estado judío en 1949.

La guerra de los 6 días, en 1967, amputa nuevas tierras a los palestinos, como Jerusalén Este. La parte árabe de la ciudad es ocupada por Israel.

La lucha por el reconocimiento internacional de Palestina toma impulso en los años posteriores, con la OLP y el liderato de Yaser Arafat.

La ONU reconoce que el problema de los refugiados proviene de “la negación de sus derechos inalienables en virtud de la Carta de Naciones Unidas yde la Declaración Universal de los derechos humanos”

Y el 22 de noviembre de 1974, la Asamblea General adopta una resolución reconociendo el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino y reconoce a la OLP como su representante al concederle el estatuto de observador.

La causa palestina vuelve a avanzar en 1988, cuando la Asamblea General de la ONU reconoce la proclamación unilateral del Estado palestino por el Consejo nacional palestino en Argel.

Desde entonces, el nombre de Palestina remplaza al de OLP en la ONU, aunque su estatuto sigue limitado al de “entidad no-miembro” con derechos y privilegios suplementarios.

Pero en octubre de 2011, la Unesco aprueba la adhesión de Palestina como “Estado miembro” de pleno derecho, un éxito diplomático histórico.