Última hora

Última hora

Salvar la posidonia y otras plantas marinas

Leyendo ahora:

Salvar la posidonia y otras plantas marinas

Tamaño de texto Aa Aa

La posidonia, fuente de vida para muchas especies, está desapareciendo a pasos agigantados. Sus principales enemigos son la contaminación, el uso de artes de pesca de arrastre, la erosión mecánica producida por la anclas o causas naturales.

En el último siglo, ha desaparecido el 30% de estas plantas marinas. A este ritmo, dentro de 50 años serán prácticamente un recuerdo.

En las costas de la región de Languedoc, en el sureste de Francia, cualquier planta que se desprende del suelo marino es recuperada con mimo.

Se recogen también las semillas embarrancadas en las playas. Servirán para cultivar esquejes de plantas, que después serán reintegrados en las zonas devastadas.

La idea es simple. Sin embargo, hasta ahora nadie la había puesto en práctica.

Es una tarea importante, ya que las plantas marinas son consideradas pulmones naturales, que liberan gran cantidad de oxígeno.

Además, por ejemplo, la posidonia absorbe tres veces más dióxido de carbono que cualquier bosque. Y eso no es todo. Los árboles almacenan ese CO2 durante unos 60 años. La posidonia conduce el 90% del CO2 que captura hacia el suelo, donde permanece prisionero durante varios miles de años.