Última hora

Última hora

Un planeta demasiado caliente

Leyendo ahora:

Un planeta demasiado caliente

Tamaño de texto Aa Aa

El cambio climàtico es ya una realidad ante nuestros ojos. Lo ha dicho la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y las pruebas son irrefutables. La capa de hielo del Ártico perdió en 2012 una superficie similar a la de la India y se redujo a los niveles más bajos jamás registrados.

Además la primera década de este siglo fue una de las más cálidas. Son algunos de los datos contenidos en el informe de “El Estado Mundial del Clima 2012”.

“Definitivamente el mensaje aquí no es solo que la tendencia sea continuista, sino que se esta acelerando el derretimiento del hielo ártico y esto está ligado al cambio global en la temperatura”, explicaba Michel Jarraud, secretario general de la OMM.

La temperatura media ha subido un grado desde mediados del siglo pasado, lo que provoca un aumento de las olas de calor. Además, como consecuencia de este incremento, fenómenos que antes se repetían cada cincuenta o cien años pasarán a ser más frecuentes. La tormenta Sandy ha sido uno de los ejemplos que ha utilizado la organización dependiente de la ONU.

Y las perspectivas no son alentadoras. Si el cambio climático es la consecuencia de la descontrolada actividad del ser humano, la solución pasaría por un mayor control sobre esta. Pero Japón ha sido el primero en mostrar su rechazo a continuar con el Protocolo de Kioto a no ser que otras potencias contaminantes firmen los mismos compromisos.