Última hora

Última hora

La ONU se prepara para otorgale a Palestina el estatus de Estado Observador

Leyendo ahora:

La ONU se prepara para otorgale a Palestina el estatus de Estado Observador

Tamaño de texto Aa Aa

Todo el mundo lo da por hecho. Los palestinos se preparan para recibir esta noche el reconocimiento como Estado observador de Naciones Unidas. Si eso se confirma obtendrían el mismo estatus que el Estado Vaticano. Y pese a que en la práctica las cosas cambiarán poco, sobre el papel Mahmud Abás habría ganado una importante batalla. Para muchos representaría el primer paso hacia el reconocimiento total de un Estado Palestino.

“Es muy importante”, explica Xavier Abu Eid, consejero de la Organización para la Liberación de Palestina”, porque un Estado no puede atacar impunemente a otro miembro de la misma organización. Y eso quiere decir que desde mañana, Israel tendrá que valorar con mucho más cuidado las consecuencias de sus acciones”.

Israel y Estados Unidos consideran la petición de Abás un error y amenazan con represalias económicas al gobierno de la ANP. Y ello a pesar de que desde círculos cercanos al gobierno hebreo se le intenta restar importancia a la votación de esta noche.

“No debemos exagerar el valor de esa resolución”, explica Dore Gold, antiguo consejero de Benjamin Netanyahu. “El hecho de que Gaza y Cisjordania obtengan el estatus de observadores no significa nada. No tendrá implicación en la política de asentamientos ni va a solucionar ninguno de los problemas que hoy existen en los territorios palestinos”.

La misma opinión ha expresado el primer ministro hebreo. Estas eran las palabras que Benjamin Netanyahu le ha dirigido a los representantes de la Asamblea General.

“El mensaje que quiero transmitirles es muy simple”, decía. “Ninguna resolución de Naciones Unidas va a romper los vínculos que el pueblo de Israel ha forjado durante 4.000 años con la tierra de Israel”.

Los palestinos, por su parte, esperan que el reconocimiento de hoy les allane el terreno para la creación de un Estado propio, aunque saben que el camino que aún les queda por recorrer será largo.