Última hora

Última hora

Italia: no pago multas, mi coche es rumano

Leyendo ahora:

Italia: no pago multas, mi coche es rumano

Tamaño de texto Aa Aa

Cada vez son más numerosos en las carreteras italianas los coches con matrícula rumana o búlgara. Pero son italianos los que los conducen. Sobre todo, coches grandes. Simple picaresca o puro fraude, se trata en todo caso de una táctica para eludir impuestos locales y multas, que las autoridades ni se molestan en enviar a Bulgaria ni a Rumanía. Un trámite todavía demasiado complicado por haberse saltado un simple rádar, por ejemplo.

Además, tal y como explica un policía de carreteras italiano, ni siquiera se trata de algo ilegal. Tras para un coche matriculado en Rumanía, dice ante la cámara que el vehículo “no está registrado a nombre del conductor, así que no podemos hacer nada”, concluye.

Al mismo tiempo que crece el fenómeno florecen los sitios internet que anuncian gestores dispuestos a facilitar el trámite. Aunque lo ideal es registrar el coche a nombre de una novia rumana o de un conocido búlgaro, hay individuos que se ofrecen a contactar, según explica uno, “a un gitano de allí y por 100 o 200 euros ponemos el coche a su nombre. Si tienes el seguro, puedes usarlo inmediatamente”.

La legislación italiana da de plazo un año al propietario de un vehículo con matrícula extranjera para que formalice el trámite en Italia. La multa, pasado ese plazo, va de ochenta a trescientos euros. Poca cosa a cambio de la inmunidad al volante.