Última hora

Última hora

Perú-Chile: historia de una disputa marítima

Leyendo ahora:

Perú-Chile: historia de una disputa marítima

Tamaño de texto Aa Aa

En Puerto Grau, en la costa Pacífica de Perú, los pescadores solo esperan una cosa: poder faenar en las 200 millas de zona económica exclusiva frente a la costa de su país. El problema es que para ellos, esas aguas ricas en caladeros están prohibidas.

José León. Pescador peruano:
“Nosotros queríamos ir a ese lugar, a esas millas, pero no nos dejan porque supuestamente son chilenas, y así tenemos muchas quejas de nuestros compañeros pescadores de acá de Puerto Grau y también de Ilo”

Luis Segura. Pescador peruano:
“Si el fallo da a favor de nosotros, si tuvieramos más mar y justamente el pescado se concentra por esos lares, por esos sitios, sería beneficioso para nosotros. Y debería ser así porque es justiciero, porque ¿cómo es posible que Chile tenga todo ese mar?”

Actualmente, la frontera marítima entre Chile y Perú sigue el paralelo 18, pero Perú quiere que siga la línea de la frontera terrestre para ganar cerca de 40 mil kilómetros cuadrados ahora bajo soberanía chilena.

El origen de la disputa se remonta a la guerra del Pacífico de 1879-1883 cuando Chile se anexionó la parte marítima de Bolivia y una porción de Perú.

Tito Chocano. Presidente de Tacna:
“Si los resultados del Tribunal de la Haya son negativos para el Perú, tenemos la seguridad de que en Tacna se van a realizar movimientos sociales que pueden traer consecuencias mayores”

Perú llevó el diferendo marítimo ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en 2008. Su ministro de Exteriores explica la posición de Lima:

Rafael Roncagliolo. Ministro peruano de Asuntos Exteriores:
“El tema más importante de este proceso es que la Corte determine si, como sostiene el Perú, no existe un tratado de límites entre Perú y Chile o si, como sostiene Chile, los acuerdos del 52 y el 54 que para nosotros no tienen ningún efecto sobre el límite, pueden ser considerados tratados”

Pero Chile mantiene que ya hay un tratado firmado con Perú y quiere mantener el statu quo, al tiempo que se dice dispuesto a acatar el veredicto de la Corte de la Haya. El país acoge a más de cien mil inmigrantes peruanos y ha invertido 9 mil millones de euros en Perú.