Última hora

Última hora

El control de internet a debate en Dubái

Leyendo ahora:

El control de internet a debate en Dubái

Tamaño de texto Aa Aa

Comienza en Dubái una cita crucial para el futuro de Internet.

El Emirato acoge durante las próximas dos semanas la Conferencia Internacional de las Comunicaciones en la que 193 países hablarán de la gestión de la red. La batalla más encarnizada se centra en su control: algunos países, como Rusia, China e Irán, han propuesto transferir la gestión de Internet a los gobiernos.

Otros, encabezados por Estados Unidos y empresas privadas como Google, piden que Internet siga siendo libre y no tenga restricciones en aras de la democracia.

Vint Cerf. Inventor del protocol TCP/IP:
“Internet está en peligro de muchas formas, Muchos países lo ven como una amenaza, especialmente, aquellos que tienen problemas con la libertad de expresión. Hoy por hoy, más de 40 países imponen algún tipo de censura en la red. Además, también vemos el peligro potencial que corren algunos por participar y utilizar esta plataforma”

La semana pasada, sin ir más lejos, un tribunal ruso dictaminó que este vídeo de las Pussy Riot era “extremista” y ordenó su retirada de la web.

Un ejemplo, aseguran las voces críticas, de que
estos países quieren modelar el contenido y la estructura de internet dentro de sus fronteras.

Lo que está claro es que el uso de internet se expandirá radicalmente en la próxima década, con la casi totalidad del planeta con acceso a la red.

Un objetivo que se conseguirá gradualmente con la sustitución de los grandes servidores centrales por redes locales más pequeñas y rápidas que permitirán la conexión a internet de todo tipo de aparatos electrónicos.

Pero sigue habiendo dudas sobre cómo hacerlo dado que algunos países en vías de desarrollo y empresas de telecomunicaciones quieren que los proveedores de contenido paguen por la transmisión de datos y la nueva infraestructura de internet.

No hay garantías de que se vaya a llegar a un acuerdo: para muchos, este es sólo el último episodio de la larga batalla entre el lobby de internet y las empresas de telecomunicaciones.

El último Reglamento de telecomunicaciones Internacionales data de 1988, pero entonces, el panorama era muy distinto.