Última hora

Última hora

Se abren las apuestas (literalmente) sobre el hijo de los príncipes de Gales

Leyendo ahora:

Se abren las apuestas (literalmente) sobre el hijo de los príncipes de Gales

Tamaño de texto Aa Aa

Abran juego.

Si juntamos la familia real más mediática del mundo con un país que ama las casas de apuestas tenemos un negocio suculento: todo ello se da en Gran Bretaña.

El embarazo de la princesa Catalina desata la especulación, empezando por el futuro nombre del retoño. Desde los más clásicos a los más extravagantes.

“Jorge, Victoria, Isabel, ese tipo de nombres o nombres de la realeza se sitúan en torno al 10 o 12 a 1. Obviamente también se apuesta a nombres bastante raros. Tenemos algunos como Chardonnay, se paga 1.000 a 1, y ese es el peor situado. Creo que nos costaría 100.000 libras si su hijo se llama Chardonnay”, dice el director de una casa de apuestas, Rupert Adams.

A este cóctel se une la prensa británica, sensacionalista y no sensacionalista, que tienen alimento hasta que llegue el parto. Las especulaciones más inverosímiles caben en las apuestas.

“La apuesta llamada ‘demasiado pija para empujar’ es mi favorita personalmente. Trata de saber si será un parto natural o por cesárea. Se cree que es más una princesa del pueblo, se cree que lo intentará de una forma natural, esto se paga 8 a 11. Con la cesárea se recupera lo apostado”, asegura Adams.

Desde si serán gemelos a uno solo hasta el peso al nacer o el color del pelo. En Gran Bretaña se habla sobre cada matiz del nacimiento.

Para quien el futuro bebé es una segura apuesta mediática y de imagen es para la casa de Windsor.