Última hora

Última hora

La broma radiofónica que acabó en tragedia indigna a los británicos

Leyendo ahora:

La broma radiofónica que acabó en tragedia indigna a los británicos

Tamaño de texto Aa Aa

Continúa en Inglaterra la conmoción por la muerte de la enfermera que fue víctima de una broma radiofónica relacionada con el embarazo de la princesa Catalina.

La mujer, de 46 años y madre de dos hijos, cayó en la trampa de dos locutores y facilitó que accedieran a información sobre el estado de la princesa.

“Si se descubre que efectivamente se quitó la vida por la broma creo que la gente de la industria de la comunicación debería pensar seriamente en qué están haciendo”, opinaba un habitante de la ciudad de Londres, donde el tema está siendo asunto de portada en varios medios de comunicación.

Muchos están indignados con lo ocurrido. “Estos presentadores han sido verdaderamente irresponsables. Deberían sancionarles de algún modo, sin duda”, decía una joven.

Los autores de la broma son dos locutores, un hombre y una mujer, de la emisora 2Day FM, de Australia. Ella se hizo pasar por Isabel II y él por el príncipe Carlos. La enfermera no sospechó y transfirió la llamada a la habitación de la duquesa. Allí, otra enfermera informó de su estado.

La emisora ha anunciado que no volverán a la antena de momento. Los duques de Cambridge han expresado en un comunicado su profunda tristeza por lo ocurrido.