Última hora

Última hora

La pobreza: un azote también en las principales economías de la Unión Europea

Leyendo ahora:

La pobreza: un azote también en las principales economías de la Unión Europea

Tamaño de texto Aa Aa

El martes por la noche concluyó en París la conferencia nacional de lucha contra la pobreza y la exclusión social. Para la segunda economía de la eurozona, esta lucha se ha convertido en una causa nacional.

El Gobierno socialista de Jean-Marc Ayrault avanzó ayer detalles de un plan contra la pobreza al que destinará entre 2.000 y 2.500 millones de euros adicionales de aquí a 2017.

Un 14,1% de la población francesa, es decir, 8,5 millones de personas, vive por debajo del umbral de la pobreza, según datos del 2010. En esta categoría entran quienes ganan menos de 964 euros al mes.

Ayrault anunció que aumentará desde septiembre del año que viene un 2% la renta de solidaridad activa, que perciben millón y medio de personas y que actualmente es de 475 euros.

Otra de las medidas que contempla el Ejecutivo es la creación, también el año que viene, de 8 mil plazas de acogida de urgencia para personas sin techo y solicitantes de asilo.

En Italia, tercera economía de la eurozona, se acaban de publicar cifras igualmente alarmantes:

en 2011, un 28,4% de los italianos, es decir, uno de cada cuatro, corría el riesgo de caer en la pobreza, casi 4 puntos porcentuales más que en 2010. El umbral de la pobreza se sitúa en 707 euros mensuales.

Para muchos, la culpa de todos los males la tiene la política de austeridad del Gobierno técnico de Monti.

En 13 meses, el crecimiento en el país ha caído un 2,3%, el paro ha alcanzado el 11% y el consumo de los hogares ha caído un 3,2%. Los defensores de Monti destacan en cambio que la política de Monti ha permitido reducir a la mitad los tipos de interés con respecto a la era Berlusconi.

Pero el ejemplo de Alemania confirma la tendencia general de aumento de la pobreza: en 2011, la Oficina federal de Estadísticas señaló que el 15,6% de los alemanes viven por debajo del umbral de la pobreza, situado en 940 euros mensuales.