Última hora

Última hora

Última cumbre europea con acuerdos y optimismo

Leyendo ahora:

Última cumbre europea con acuerdos y optimismo

Tamaño de texto Aa Aa

La sexta y última cumbre europea de 2012 termina con optimismo pero los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 también saben que hay muchos asuntos pendientes para el año que viene.

Los líderes europeos se pusieron de acuerdo para que el Banco Central Europeo supervise las entidades más grandes de la Eurozona. Y además se han desbloqueado casi 50 mil millones de Euros para Grecia.

Irlanda cogerá las riendas de la presidencia europea en enero y asegura que está preparada, como dijo su primer ministro, Enda Kenny: “No hay que olvidar que tenemos el debate sobre el marco financiero plurianual, que también nos llevará mucho tiempo. Después de eso, la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), reformas sectoriales y cerca de 70 proyectos que hay que llevar al Parlamento. Espero que podamos mejorar la imagen de Europa y la percepción de que estamos unidos para trabajar con objetivos específicos de crecimiento de las economías”.

La canciller alemana, Angela Merkel, rechazó la propuesta de un fondo de solidaridad que tenía como objetivo financiar el empleo, además de otros problemas financieros y que beneficiaría a países como España. El presidente del Gobierno Español. Mariano Rajoy, ha dicho que está satisfecho con lo que se ha conseguido en este consejo: Se ha incluido un objetivo nuevo en la política europea muy importante para España que es la atención especial de la política económica al paro juvenil. Yo cuando llegué aquí solo se hablaba de disciplina fiscal y de austeridad. Hoy cuando todavía no se ha cumplido un año ya se hablar de crecimiento, ya se habla de unión bancaria”.

Isabel Marques da Silva, euronews:
A pesar de la aprobación de una hoja de ruta para la unión bancaria, el 2013 estará marcado por la recesión, un posible rescate a España y elecciones en Italia y Alemania. Asuntos difíciles que han llevado a los líderes de la UE a aplazar un plan de garantía de depósitos para los pequeños clientes de los bancos y un presupuesto específico para la Eurozona”.