Última hora

Última hora

¿Conflicto generacional?

Leyendo ahora:

¿Conflicto generacional?

Tamaño de texto Aa Aa

La vida de los jóvenes está llena de contradicciones. Las nuevas tecnologías les facilitan mucho la vida. Pero conseguir un trabajo y un techo propio no parecen tareas tan sencillas como antaño.

La brecha entre jóvenes y mayores está aumentando. En comparación con generaciones precedentes, los jóvenes tienen más probabilidades de estar en paro, quedar atascados en empleos temporales y tener sueldos más bajos.¿Nos encaminamos hacia un conflicto generacional?

Este grupo de jóvenes, procedentes de diferentes países podrían tener la respuesta. Están a punto de presentar en París una película sobre el tema.

Para hacer el film recogieron mucho material de archivo en varias ciudades europeas.
¿Les dicen algo estos retratos del pasado a los jóvenes de hoy?

“En comparación con generaciones precedentes, como la de mis padres, creo que antes la vida era más fácil”, comenta Carina Engenheiro, de Portugal. “Hoy me hago muchas preguntas: ¿podré formar una familia, criar a mis hijos y tener una casa?”

“Creo que es más difícil para las nuevas generaciones”, asegura la francesa Ernestine Cissé. “Cuando acabamos la escuela es difícil encontrar trabajo porque o tenemos demasiados estudios o demasiado pocos. Y, por supuesto, eso después tiene consecuencias en nuestras vidas y en nuestra autonomía”.

El sociólogo francés Denis Monneuse ha profundizado en la relación entre diferentes generaciones. Acaba de publicar su libro “Los jóvenes explicados a los mayores”.

“No creo que en nuestra sociedad exista un conflicto intergeneracional, porque hay mucha ayuda familiar. En las empresas, lo que vemos no es tanto un conflicto como competencia. A veces la gente más mayor cree que existe competencia porque los jóvenes que entran en el mercado laboral están muy cualificados, tienen más estudios que los que entraban antes. Los jóvenes hablan inglés u otro idioma extranjero, que los mayores no hablan. También pienso en la informática… Es más una amenaza que un conflicto lo que puede darse en el trabajo”.

Esta película ha sido una cuestión de colaboración más que de competencia intergeneracional. Es fruto del trabajo de un equipo de treinta personas de diferentes edades, orígenes y formación.
El proyecto ha sido financiado por “Grundtvig”, un programa de la Comisión Europea que promueve experiencias educativas prácticas y alternativas entre varios países.

“La generación precedente se pregunta: ¿eso nos pasará también a nosotros? ¿Nosotros también vamos a luchar contra tanta precariedad y dificultades?”, asegura ell francés Pierre Feunteun. “Si pierdo mi trabajo, ¿tengo alguna garantía de conseguir otro?”

Es la primera vez que la película se exhibe en un festival.
“Red Hapiness”, se estrenó en el festival de Cine Familiar , en Saint-Ouen, cerca de la capital francesa.

La idea de realizar una película con generaciones diferentes partió del director francés Julien Lahmi, que trabajó como instructor del proyecto:

“Si pedimos a los jóvenes que hablen de sus vidas, resulta un poco crudo, es duro para ellos. Pero cuando hablan de sus vidas a través de la vida de otras personas, se puede originar un diálogo. Y los jóvenes que afrontan problemas actualmente pueden aprender mucho de las generaciones precedentes. No creo que los jóvenes estén celosos o sientan envidia de los mayores, yo no veo para nada que exista un conflicto”.