Última hora

Última hora

La ciudad que vio nacer la Primavera Árabe recibe al presidente de Túnez a pedradas

Leyendo ahora:

La ciudad que vio nacer la Primavera Árabe recibe al presidente de Túnez a pedradas

Tamaño de texto Aa Aa

Monsef Mazuki ha soportado una lluvia de piedras y tomates en la ciudad de Sidi Buzid, donde hace ahora dos años comenzó el levantamiento popular que provocó la caída del entonces presidente Ben Ali.

“Estoy escuchando el enfado de alguna gente. Es algo aceptable porque la mayoría de los objetivos de la revolución no han sido totalmente cumplidos como el desarrollo o el castigo a los corruptos del antiguo régimen”, reconocía Mazuki.

Poco antes, el presidente tunecino era abucheado cuando depositaba un ramo de flores en la tumba del joven comerciante Mohamed Buazizi en el segundo aniversario de su muerte.

“Es la celebración del segundo aniversario pero nada ha cambiado desde entonces en Sidi Buzid: no hay desarrollo ni empleo”, se lamenta este vecino.

Hace ahora dos años, el joven Buazizi se inmoló después de que la policía se incautara de su puesto de venta ambulante.

Sin saberlo prendía también la llama de una revuelta popular que provocó el fin del régimen de Ben Ali, tras 23 años en el poder, y que se extendió como la pólvora a otros países de la región.

Dos años después, los gobiernos transitorios no han logrado mejorar la vida de los tunecinos que vuelven a corear el lema de la revuelta de 2011: “lárgate”, esta vez dirigido a Monsef Mazuki.