Última hora

Última hora

Nadie se explica el porqué

Leyendo ahora:

Nadie se explica el porqué

Tamaño de texto Aa Aa

Los colegios de Newtown permanecen cerrados. Y el de Sandy Hook, escenario de la matanza, no se sabe si volverá a abrir. Quizá el año que viene. Lo que es seguro es que los niños que sobrevivieron al crimen serán trasladados a otro centro cercano. Entre tanto, la policía intentará averiguar qué fue lo que llevó a Adam Lanza, que vivía solo con su madre, a disparar indiscriminadamente contra niños tan pequeños.

En la última rueda de prensa ofrecida en Newtown, el portavoz de la policía local, el teniente Paul Vance, no ha podido dar explicaciones sobre el porqué de la masacre.

“El personal docente de la escuela hizo todo lo posible para proteger a esos niños”, explicaba Vance recordando la heroica actuación de las profesoras que fallecieron tras esconder a los menores o protegiéndolos de las balas con sus cuerpos. “También les puedo decir que los agentes que llegaron a la escuela y se encontraron la escena del crimen están destrozados por no haber podido salvar a todos los niños”.

El teniente ha asegurado que se seguirá interrogando testigos y analizando todas aquellas pruebas que se encuentren tanto en la escuela como en casa de Adam Lanza: “llegaremos hasta el día que nació”, decía, “cualquier cosa en su historial médico, analizaremos cualquier tipo de problema en el que él pudo haber estado involucrado”.

Dos adultos sobrevivieron a la masacre. Ambas personas resultaron heridas y están hospitalizadas. Su testimonio será fundamental para reconstruir los cinco minutos en los que Lanza mató 20 niños.