Última hora

Última hora

Grecia lucha por la recuperación

Leyendo ahora:

Grecia lucha por la recuperación

Tamaño de texto Aa Aa

Bajo tutela y asfixiados por los impuestos: así termina para los griegos 2012, su sexto año consecutivo de recesión. Es el precio a pagar a cambio de los préstamos desbloqueados por la UE y el FMI para, una vez más, evitar la quiebra.

Con los bolsillos más vacíos que nunca, sólo las tiendas de segunda mano van viento en popa, porque las ventas de Navidad han vuelto a caer este año con respecto a 2011.

Y sin embargo, la última cumbre de la UE concluyó con una nota de esperanza, y hasta de optimismo
por parte del primer ministro griego Antonis Samaras, que declaró la muerte de “Grexit”, es decir, de la salida de Grecia del euro.

Antonis Samaras. Primer ministro griego:
“Las cosas se presentan bien. Como ya les he dicho, una historia con final feliz para Grecia lo sería también para Europa”

La razón de la sonrisa de Samaras son los nuevos préstamos acordados a Atenas por la UE y el FMI por un total de 52.500 millones de euros, la mayor parte de esa suma, disponible inmediatamente.

Pero a cambio, Grecia debe recaudar 2.500 millones de euros más de impuestos en 2013-2014.

Para conseguirlo, se ha endurecido el régimen fiscal de la clase media

La base impositiva sobre la renta anual se ha reducido de ocho a tres; y va del 22% para los ingresos de hasta 25.000 euros anuales, hasta un máximo del 42% para los de más de 42.000 euros.

En cuanto al incremento de los impuestos sobre los beneficios empresariales se elevan del 20 al 26%, pero la carga fiscal sobre los dividendos cae del 25% al 10%.

La presión fiscal aumenta para las familias. Por ejemplo, para una pareja con tres hijos que declara 25 mil euros, el sobrecoste será de 830 euros, llevando el impuesto anual a 3.800 euros.

Más que suficiente para que cunda el escepticismo sobre la ayuda desbloqueada.

Anastasia Thoma. Economista:
“Creo que ayudará, pero sólo a corto plazo, no durante mucho tiempo. Nuestro país necesita cambios enormes para que haya una recuperación real”

Desde que entró en recesión, hace seis años, la economía griega ha retrocedido un 22%.

Eso repercute en el empleo: el paro ha pasado del 11 al 25% desde 2010, y más de cien mil pequeñas empresas han cerrado, aunque el déficit público se ha reducido del 15 al 6%.

Otro gran problema para la recuperación es la corrupción: Grecia es el peor clasificado de los 27 países de la UE en el ranking de Transparency International. La crisis ha agravado aún más el problema.

Stamatis Giannisis. euronews:
Conectamos con la capital griega para hablar con el profesor George Pagoulatos, de la Universidad de Económicas de Atenas.

Profesor, ¿cree que este nuevo sistema impositivo es justo para todos los contribuyentes griegos o, una vez más, la mayor parte del peso de las nuevas medidas recaerá sobre los funcionarios y los trabajadores del sector público?

George Pagulatos. Profesor de la Universidad de Económicas de Atenas:
Sin duda es un problema que la mayor parte del peso recaiga en los ciudadanos respetuosos de la ley. Es, a la vez, contraproducente y socialmente injusto. Es importante que el Estado griego se centre mucho más en aquellos grupos de población que sistemáticamente evitan pagar impuestos, no sólo los que tienen un mayor nivel de ingresos, sino también las PYMES y los autónomos.

euronews:
Pese a los esfuerzos que se han hecho, hasta ahora ningún gobierno griego ha conseguido luchar eficazmente contra la evasión fiscal. ¿Por qué?

George Pagulatos:
Para ser justos, hay que decir que en el último par de años, los esfuerzos para combatir la evasión de impuestos son los más meticulosos y sistemáticos en décadas.

Estos esfuerzos llevan tiempo, ya que no tienen que ver sólo con la reforma fiscal, sino que también requieren la reorganización del sistema recaudatorio y sobre todo, un cambio de actitud de gran parte de la sociedad griega, que simplemente no está acostumbrada a pagar impuestos.

Otro problema es la lentitud con la que se hace justicia en los casos de evasión fiscal, pero soy optimista y creo que las reformas que se están llevando a cabo darán fruto en breve, aunque por ahora no se hayan visto los resultados.

euronews:
¿Cree que la decisión del Eurogrupo de conceder a Grecia el tan esperado último tramo de ayudas aleja la posibilidad de una crisis política y económica a corto plazo?

George Pagulatos: Hay hechos nuevos; uno de ellos es que el dinero en efectivo y la capitalización que se ha introducido en el sistema bancario, permite a los bancos prestar dinero con mayor facilidad.

Otro elemento tranquilizador es el compromiso firme de los miembros de la zona euro para reducir la posibilidad de que Grecia salga del euro. Este peligro, les recuerdo, ha tenido un efecto paralizante en todo el proceso económico en Grecia con respecto a la afluencia de capital, tanto en el ahorro como en las inversiones.

Era un miedo desproporcionado, ya que el 75% de la sociedad griega está comprometida con el euro. Ahora que ese miedo se desvanece progresivamente, el país tiene la oportunidad de entrar en una fase de estabilidad económica y de nuevo, atraer inversiones extranjeras.

euronews:
2013 va a ser el séptimo año consecutivo de recesión para Grecia. ¿Existen indicios de que a finales del próximo año Grecia volverá al camino de la recuperación económica, a través de, por ejemplo, inversiones económicas sólidas?

George Pagulatos: Como ya he dicho, en primer lugar hay una cierta sensación de que la estabilidad vuelve a la economía griega. En segundo lugar, como el peligro de que Grecia salga del euro disminuye, y es un parámetro que algunas personas tenían muy en cuenta- el país es ahora atractivo para los potenciales inversores, ya que ha recuperado gran parte de la competitividad perdida. Por tanto, es un país que ofrece importantes perspectivas económicas relacionadas con un amplio programa de venta de empresas estatales.