Última hora

Leyendo ahora:

La monarquía europea, ¿una anacronía?


i-talk

La monarquía europea, ¿una anacronía?

Alex Taylor, Euronews: En la actualidad, una docena de países en Europa son monárquicos. Pero, ¿es la realeza necesaria? ¿Sirve para alguna cosa?

Para responder a sus preguntas estamos con uno de los mayores especialistas, con el el rey de la realeza europea, Stéphane Bern, en conexión desde París. Stéphane Bern, buenos días !

Stéphane Bern, periodista experto en monarquías: Buenos días Alex! buenos días a todos !

Alex Taylor, Euronews: Ud. conoce la dinámica de I Talk: preguntas cortas y respuestas rápidas, empezando por ésta, muy elemental, escuche…

Owen Brown, Bélgica: Buenos días, me llamo Owen Brown, estoy en Bélgica y me gustaría saber para qué sirve un rey? Gracias.

Alex Taylor, Euronews: No está mal para comenzar.

Stéphane Bern: Escuche, un rey puede parecer decorativo pero es como una piedra angular: si se quita todo el edificio puede desmoronarse. De alguna manera, es la base de una nación; es el embajador; un símbolo nacional que promueve la unión. Es como si se tuviera un árbitro.., y un árbitro no puede ser el capitán de uno de los dos equipos, yo creo que todos los aficionados al fútbol comprenden muy bien la metáfora.

Alex Taylor, Euronews: Sí, pero hay países a los que les va muy bien sin monarquía, incluyendo el suyo, Stéphane Bern, Francia…

Stéphane Bern: Bueno, si todo fuera bien en Francia no sería necesario que los políticos de arriba discutieran en torno a debates sobre cuál es la verdadera identidad nacional. Y vemos cómo los partidos, en el nivel más alto del Estado, se desgastan con estos temas.

Yo creo que es necesario diferenciar las cosas. Está el simbolismo de una nación, o de un Estado, y al mismo tiempo la vida de un gobierno en alternancia. Lo vemos en España, Gran Bretaña, Bélgica, y funciona bastante bien. Lo esencial es preservar la unidad de la nación y preservar su identidad sobre todo en el exterior.

Y vemos, por ejemplo, cómo los reyes se convierten en embajadores, sobre todo en períodos de crisis, cogen sus maletas y van a vender el prestigio nacional en todo el mundo. Y abren las puertas del comercio porque son considerados unos embajadores de lujo, de alguna manera.

Antoine, Lyon, Francia: Buenos días, soy Antoine, de Lyon. ¿Me puede decir por qué a la gente de los países sin monarquía les fascina tanto los países que sí la tienen?

Alex Taylor, Euronews: Es verdad que en algunas naciones, sobre todo Francia, a la gente le encanta saber lo que pasa en Gran Bretaña, por ejemplo. ¿Por qué?

Stéphane Bern: Existen dos razones. Por una parte, creo que existe una especie de complejo, una culpa, secreta por supuesto, por haber decapitado a nuestro rey y por eso existe también una fascinación…

Alex Taylor, Euronews: Todavía?

Stéphane Bern: Yo no tengo sentimientos de culpa, pero puedo entenderlo. Y más aún, por eso pedimos a nuestro jefe de Estado que esté a la altura de la Reina de Inglaterra o de David Cameron, el primer ministro…es muy complicado, existe una esquizofrenia permanente, pero es cierto lo que dijo el general de Gaulle: “Los franceses tienen el gusto de los príncipes, pero siempre lo buscan en el extranjero”.
Y al mismo tiempo, los países que tienen una monarquía siempre son un poco criticados porque se aplica una visión de notario, sobre todo cuando hay crisis, una visión de contable…al estilo de…“¿Cuánto cuesta una monarquía?. Pues bien hay que decir que cuesta tres veces menos que una República porque no hay elecciones presidenciales y podría ser cinco veces más, porque evidentemente está el turismo y todos los contratos comerciales de los que le he hablado y que se firman gracias a la presencia de un monarca que garantiza una larga duración de esos acuerdos.

Alex Taylor, Euronews: Tenemos una pregunta que nos han escrito desde España, Stéphane Bern. Se la leo.

Imma, España: ¿Por qué los países con un rey o una reina son en general muy pro-monárquicos y no se le tolera a los medios de comunicación ninguna crítica. Existe censura?

Stéphane Bern: Al contrario, no hay ningún tipo de censura. ¿La ha visto por ejemplo en España? En donde los catalanes queman fotos del rey y la crítica es evidente. No se ha visto tampoco con el accidente durante un cacería que tuvo el rey de España, y – algo que nunca había sucedido- éste se vió obligado un jefe de Estado, a pedir disculpas a través de la televisión al pueblo español por falta de gusto, por una falta política de quien también ha hecho cosas formidables durante su carrera, durante su reinado, y se disculpa por algo que le reprochan.
No sólo creo que la crítica es muy fácil, sino que no se duda en hacerla porque no se puede entrar en el juego de responder. Los reyes y reinas en Europa no responden, y yo sobre todo trato de defenderlos porque creo que es demasiado fácil atacar constantemente a un poder que es simbólico. No es un poder político, es un poder moral y se necesita un poder simbólico que garantice el respeto de todos los ciudadanos. Y voy a hacer una pregunta. ¿Por qué las monarquías europeas continúan siendo una punta de lanza de la modernidad? Ud. se fija en las monarquías escandinava, o la británica, de países que aún siguen por delante de otros como Francia en cuestiones como la evolución de sus costumbres, sobre el matrimonio homosexual…en una serie de cuestiones sociales. Todas las monarquías están por delante de las repúblicas. Curioso, ¿no?

Alex Taylor, Euronews: Si Ud. quiere formular preguntas o también responder a Stéphane Bern puede hacerlo en nuestra web. Otra pregunta sobre la realeza.

Wes, Reino Unido: Hola, soy Wes, del soleado Reino Unido. He visto recientemente en las noticias que las familias reales de España y Suecia han tenido problemas con la justicia y quisiera saber si eso va a hacer mella en la opinión pública?

Alex Taylor, Euronews: Las travesuras del rey sueco Carlos Gustavo, un caso de corrupción con el yerno del rey de España…¿esto no va muy bien para las monarquías, para su “imagen de marca”?

Stéphane Bern: Evidentemente se pueden hacer preguntas sobre los escándalos que afectan a algunas monarquías, a otras no. Y si un soberano hace su trabajo correctamente, sin errores, ahí ya no le vamos a criticar. Es cierto que una monarquía es antes que nada una familia en la que al que reina se le puede reprochar algo que ha hecho el yerno, pero como hemos visto en España, se ha cortado por lo sano cuando se ha sabido. El rey ha roto relaciones con su yerno, aunque el caso no ha llegado aún al tribunal, ya veremos qué pasa. En cuanto a la vida privada del rey de Suecia, no creo que afecte a su posición como soberano.

Alex Taylor, Euronews: Sí, pero no creo que le favorezca en cuanto a símbolo, a la “imagen de marca” del país.

Stéphane Bern: Efectivamente, en este sentido se le pueden reprochar algunas cosas pero los hechos a los que se refieren sucedieron hace 30 años! Creo que con el tiempo ha madurado. Ha dejado atrás su pasado aventurero de príncipe rebelde y ha desempeñado una misión como rey. La monarquía sueca es muy popular, basta con mirar la multitud que se reunió para la boda de la princesa Victoria. Yo estuve allí y el pueblo sueco apoyaba la Corona, así que no creo que la familia real esté amenazada por una crisis de identidad. Pueden haber crisis más serias, como por ejemplo, en España, la secesión de Cataluña, con el movimiento independentista; está Bélgica, donde el rey es lo que mantiene a la nación unida y también, puede ser, la reina de Inglaterra…¿Conseguirá garantizar que Escocia permanezca dentro del Reino Unido?. Éstas sí que son cuestiones que me parecen esenciales, y no saber si el rey mantuvo relaciones extraconyugales hace 30 años.

Alex Taylor, Euronews: Una pregunta más personal para el señor Stéphane Bern en I Talk…

Marin, Bélgica: Buenos días, soy Marin. Soy Belga y querría saber que es lo que llevó a Stéphane Bern a interesarse tanto por la monarquía?

Alex Taylor, Euronews: ¿Ud. hubiera querido ser rey?

Stéphane Bern:En absoluto, no tengo ninguna aspiración a llegar a ser rey, ni prícipe, ni noble. Simplemente mi familia es originaria de Luxemburgo, y la monarquía luxemburguesa, la gran familia ducal ha defendido la identidad y la independencia luxemburguesa, una cosa importante porque mi familia tuvo que dejar Luxemburgo durante la guerra, cuando los nazis entraron el 10 de mayo de 1940. Y la gran duquesa Carlota se defendió con valentía…ella encarnó la resistencia al enemigo nazi y eso es una cosa que no se puede olvidar una vez se supera el drama, al menos yo, que fui criado con este espíritu: que nuestra familia ducal ha defendido nuestra identidad, nuestra soberanía, que estuvo amenzada por nuestros poderosos vecinos. Si aún existimos como nación, nosotros los luxemburgueses, – yo lo soy, aunque sea sólo la mitad- es gracias a nuestra gran familia ducal. Cuando me sumergí en la historia, también descubrí más sobre mis raíces francesas y cuando leemos sobre la historia uno descubre de dónde viene y, tal vez, la dirección hacia la que va.

Alex Taylor, Euronews: Muchas gracias Stéphane Bern, en conexión desde París, y gracias al servicio audiovisual prestado desde Bruselas. Uds. encontrarán a todos nuestros próximos invitados en nuestra web, no duden tampoco en hacer sus preguntas.

Hasta pronto, aquí en Euronews.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo

i-talk

J.J. Dordain: "La exploración espacial es muy útil en la vida diaria"