Última hora

Última hora

Más forasteros que paisanos en Bugarach, preparados para el 'fin del mundo'

Leyendo ahora:

Más forasteros que paisanos en Bugarach, preparados para el 'fin del mundo'

Tamaño de texto Aa Aa

40.000 turistas, 196 habitantes. Esta pequeña localidad del Languedoc-Rosellón francés, a una hora en coche de Perpiñán, está tomada por policías, periodistas y curiosos.

El único remoto punto de la Tierra que, según algunos, se salvará del Juicio Final.

Ali Sheikholeslami, euronews:

A mis espaldas, detrás de la señal se alza majestuosa la montaña de Bugarach, para algunos un refugio para los extraterrestres. Algo que descubriremos en un par de días.

La cima, a 1.230 metros sobre el nivel del mar, es una referencia para miles de adeptos que creen que este viernes será, el escenario de algún fenómeno apocalíptico.

“Se trata de una fecha importante, más allá de la mitología, creencias y profecías, una día que todo el mundo tiene en cuenta y que está en la mente de todos, por eso es importante”, explica Simon, un turística británico.

La gendarmería francesa ha blindado el acceso a la cumbre y tratan de evitar cualquier incidente.

También la comunidad científica advierte de la peligrosidad de los comportamientos de los fanáticos: “La única cosa que temenos es toda esa gente irresponsable y sin cabeza que anda por ahí suelta, que intenta romper el cordón de seguridad de las fuerzas del orden para subir a la cima y una vez allí tratar de arrojarse al vacío, a la espera de ese hipotético torbellino que les debería trasladar a otras dimensiones”, señala el investigador, Jean-Michel Pouce.

Mientras llega la nueva era del calendario solar Maya, se venden piedras auténticas de la montaña que alcanzan los 3.000 euros.

Y el libro ‘La Aldea del Fin del Mundo’ del periodista, Nicolas d’Estienne, tiene más adeptos que las chocolatinas.