Última hora

Última hora

El mundo ante el fin del mundo

Leyendo ahora:

El mundo ante el fin del mundo

Tamaño de texto Aa Aa

Bugarach, Francia, se ha convertido en el supuesto día del juicio final en uno de los enclaves más importantes del planeta. Su pequeña montaña ha sido escenario según algunos de avistamiento de ovnis, y es por eso que es punto de refugio y salvación de los férreos creyentes. Por supuesto, también hay curiosos y gente en busca de divertimento.

“Venimos a pasarlo bien”, confiesa uno de los presentes, “a daros algo que contar a los periodistas, porque os vemos aburridos. Ya que los aliens no aparecieron pensamos que estaría bien venir para pagaros la gran visita”.

Las quedadas ante el fin del mundo se extienden por todo el planeta. En Turquía los convencidos se agolpan en Sirince, un pequeño pueblo al suroeste del país que también se salvaría de la hecatombe. Por supuesto, el negocio está servido y los curiosos abarrotan el lugar.

“Es tal cual lo esperábamos”, comenta un turista. “No esperábamos el fin del mundo de ninguna manera. Vivimos cerca y ha sido divertido el venir aquí y ser parte de esto. Pero por supuesto sabemos que el fin del mundo no se aproxima”.

Stonehenge, Inglaterra, no ha querido faltar a la cita y también ha sido escenario para una fiesta del fin del mundo que ha sido encabezada por el famoso druida británico Arthur Uther Pendragon. Música y rituales para “celebrar” la llegada, o no, del último de los días.