Última hora

Última hora

Bugarach, un fin del mundo carnavalesco

Leyendo ahora:

Bugarach, un fin del mundo carnavalesco

Tamaño de texto Aa Aa

En Bugarach, una pequeña ciudad francesa de poco más de 200 habitantes, este 21 de diciembre de 2012 más que el fin del mundo se ha vivido una especie de carnaval, con disfraces, música y fiesta incluida.

A pesar de la expectación levantada solo un millar de personas, policía y periodistas incluidos han acudido a este lugar, donde según cuentan, estarían a salvo del fin del mundo.

“Es un imporantate punto telúrico, señala un joven. Todo el mundo habla de ello y eso interesa. Además es divertido ver todo esto. Hay más policías y periodistas que otra cosa. No sé que parece esto”.

Otro vecino de Bugarach señala el cansancio que padecen en la localidad ante tanto revuelo. “Hay mucha atención estos días aquí. Incluso los últimos años, sobre este pueblo. Estamos contentos de que acabe ya. Nadie hablará más de Bugarach, y estaremos tranquilos al fin”.

Grupos de los más variopintos los que se han congregado en esta cita. Aprovechando la gran cobertura mediática se han podido ver numerosas protestas, como esta, por la construcción de un nuevo aeropuerto. Pero ha habido otras reivindicaciones.

“Yo soy ciudadana del mundo y el mundo tiene hambre. El hambre es el fin del mundo. Eso es lo que hace que esté aquí”, señala una mujer a lo que el corresponsal de Euorenws añade:

“La calma y la tranquilidad han vuelto a Bugarach después del mayor movimiento de medios de su historia. Gracias a mi nuevo amigo extraterrestre he comprobado que la vida no se ha acabado y no vivimos el apocalípsis, o ¿no es así?”