Última hora

Última hora

China endurecerá las penas contra el tráfico infantil

Leyendo ahora:

China endurecerá las penas contra el tráfico infantil

Tamaño de texto Aa Aa

89 niños rescatados y 355 sospechosos arrestados es el último balance de la operación china para
desarticular dos redes de tráfico de menores que operaban en el pais.

En la misma, han participado al menos cinco mil policías de 10 provincias que venían investigando varios casos desde hace seis meses.

El responsable de la operación dependiente del Ministerio de Seguridad Pública explica el objetivo de esta misión es “ detener a todos los sospechosos involucrados, y desmantelar la red criminal.”

La policía recogerá ahora pruebas de ADN de los niños con el fin de encontrar a sus padres a través de una base nacional de datos especialmente creada para la lucha contra la trata de personas, según ha informado el ministerio. Mientras tanto, los niños recibirán cuidado temporal en albergues y centros sociales.

No es el única red desmantelada este año. En marzo pasado 77 niños fueron liberados y más de 300 personas detenidas en 14 provincias.

Desde abril de 2009 la policía ha desmantelado 11.000 redes de tráfico infantil y rescatado a más de 54.000 víctimas.

La causa del tráfico de menores, según los expertos, es la política de un solo hijo. Una ley en vigor desde 1979, que según Pekín ha evitado el nacimiento de 400 millones niños en las últimas 3 décadas.

La parte más negativa, es que tras esta ley, entre 30 000 a 60 000 bebés al año han sido vendidos o robados de sus padres. El precio oscila entre los 3.640 euros en las provincias más pobres hasta los 6.000 o 9000 euros, en provincias ricas como Fujian y Guangdong.

Para acabar con el problema, las autoridades están decididos a luchar contra quienes crean la oferta.

“A partir de ahora, impondremos penas más severas para aquéllos que colaboren en la compra de niños robados,con el fin de disminuir la demanda, que ha conducido a este tráfico de menores “, ha manifestado Chen Shiqu, director de la Oficina contra el tráfico de personas.

Shanmin Mo y su familia han tenido suerte, y han podido encontrar a su hijo en un orfanato a través de un análisis de ADN:

“ Nada más entrar al orfanato, lo vi sentado en una silla. Tenía la cara sucia. Al verlo, lo cogí en mis brazos y puse a llorar “, explica su padre.

Un nuevo repunte en el crecimiento de la natalidad impide a China abolir su política de un único hijo, sin embargo, la preferencia por el varón lleva a muchas familias a deshacerse de las hijas no deseadas,y a que se incremente el tráfico de niños”.