Última hora

Última hora

La ley anti-adopciones divide a los rusos

Leyendo ahora:

La ley anti-adopciones divide a los rusos

Tamaño de texto Aa Aa

La ley que prohíbe la adopción de niños rusos por parte de familias estadounidenses, recién aprobada por la Duma, es conocida como Dima Iakovlev. El mismo nombre del niño ruso, que murió axfisiado en Estados Unidos después de que su padre adoptivo lo dejase solo en el coche.

El voto favorable es según el senador ruso Ruslan Gattarov, la respuesta justa a la recién aprobada ley anti-rusa por el Congreso estadounidense:

“El proyecto de Ley Dima Iakovlev es sin duda una respuesta emocional a la Ley Magnitski que viola muchas leyes internacionales. Y es una respuesta justa por parte de la Duma.”

La polémica normativa ha dividido a los rusos. Mientras el kremlin y la iglesia Ortodoxa consideran que es mejor que los niños se queden en Rusia, varios ministros, entre ellos el de Exteriores, y el defensor del pueblo ruso, se han manifestado en contra:

“Estoy totalmente en contra. No se puede mezclar el tema de los niños con el de nuestros oficiales que tienen prohibída la entrada en Estados Unidos. Una cosa no tiene que ver con la otra. Los niños no tienen culpa de eso, ni tampoco sufrir las consecuencias”, asegura un abogado moscovita.

El presidente,Vladimir Putin, tiene ahora 15 días para firmar la medida. El jefe del Kremlin acusó en su rueda de prensa anual a Estados Unidos de incumplir el acuerdo bilateral sobre adopciones:

“ La gran mayoría de la población rusa está en contra de que los extranjeros adopten nuestros hijos. Debemos hacerlo nosotros mismos. Nosotros debemos promover y estimular a las familias para que acojan a nuestros niños huérfanos o que han sido separados de sus padres”.

Según datos de la UNICEF, más de 700.000 niños vivían en 2010 en orfanatos rusos. Fuentes estadounidenses aseguran, que en los últimos 20 años se han registrado más de 60.000 adopciones procedentes de Rusia.

Para las agencias de adopciones las consecuencias de la ley Dima Yakovlev pueden ser catastróficas.

“ Sólo aquellos niños que los rusos han rechazado se envían a Estados Unidos …No es ningún secreto que la mayoría de estos niños son adoptados por padres estadounidenses. Niños, que de lo contrario, se hubieran quedado aquí solos sin nadie que les adopte. Creo que esto creará una crisis sistemática. Cuando tuvimos una prohibición temporal de adopciones en el pasado, los hospitales se desbordaron y no había sitio suficiente en orfanatos u hospitales para estos niños “.

Según el defensor de los Derechos del Niño, Pavel Astakhov, en los últimos 10 años, cerca de una veintena de niños rusos adoptados en Estados Unidos han muerto.

La cifra supera los 1200 niños entre los niños adoptados por familias rusas entre 1991 y 2006, según datos ofrecidos por varias organizaciones sin ánimo de lucro.