Última hora

Última hora

Abismo fiscal: el fantasma de la recesión para EEUU

Leyendo ahora:

Abismo fiscal: el fantasma de la recesión para EEUU

Tamaño de texto Aa Aa

Aquí es donde se juega esta noche el futuro presupuestario, el famoso abismo fiscal, que lleva persiguiendo a Estados Unidos desde ya tiempo.

Republicanos y demócratas han esperado hasta el último momento para negociar y si no hay acuerdo Estados Unidos sufrirá una doble sanción: más impuestos y una reducción del gasto público.

Si no se llega a un acuerdo el país se verá afectado por el impacto económico provocado por las medidas destinadas a reducir el déficit que entrarán en vigor el 2 de enero.

Sin el abismo fiscal, el déficit presupuestario para 2013 superará el un billón de dólares. Y se reducirá con estas medidas a 600 mil millones.

Se trata de una reducción de 430 mil millones, de los que más del doble se obtendrán sobre todo gracias al aumento de impuestos sobre la renta, pagarán más los más pobres, del 10 al 15% y también los más ricos aunque su tasa aumenta menos, del 35% al 39%. El 90% de los estadounidenses sufrirán las consecuencias de estos aumentos

Este repunte representa entre 2.000 y 3.500 dólares más por año para una familia media estadounidense. Se recaudarán 100 mil millones de la reducción del gasto público, la mitad de Defensa.

El resto esencialmente de los programas sociales, afectando particularmente a los más desfavorecidos. La renovación de las prestaciones por desempleo podrían sufrir cambios, aumentarán las cotizaciones a la seguridad social y podría recortarse el dinero destinado a la sanidad.

Son medidas que pueden ayudar a reducir el déficit, pero que también van a tener un impacto muy negativo. Menos de 4 puntos porcentuales del PIB, una economía que no crece y un paro que no deja de subir.

Serán malas noticias para la economía estadounidense, especialmente durante los primeros meses de 2013 y con las las consecuencias que eso pueda tener para los mercados y para el resto de las economías del mundo.