Última hora

Última hora

Otro Año Nuevo frío para los refugiados en Kabul

Leyendo ahora:

Otro Año Nuevo frío para los refugiados en Kabul

Tamaño de texto Aa Aa

La ONU pide ayuda urgente para paliar la difícil situación que sufren más de medio millón de refugiados afganos.

Los campamentos improvisados en la capital siguen albergando a más personas que vienen huyendo de las zonas en conflicto, al sur y en Pakistan.

Cuando llegan, se encontran con otro enemigo: el duro invierno, con temperaturas de hasta 20 grados bajo cero. Al menos dos niños han muerto ya desde que comenzó la última oleada de frío.

Un anciano cuenta que la nevada de la otra noche destruyó su tienda dejando a toda la familia a la intemperie: “Nuestros niños están viviendo en tiendas de plástico. Hace mucho frío, así que los niños han empezado a enfermar. La vida aquí es dura.”

A pesar de las duras condiciones, la mayoría prefiere la seguridad y el frío de este campamento a las bombas de las que vienen huyendo.

Las organizaciones humanitarias se esfuerzan para evitar que se repita este año la tragedia sufrida el pasado, cuando el peor invierno en Afganistán en una década acabó con la vida de un centenar de niños.

Los equipos de ayuda ya han empezado a distribuir entre los refugiados, mantas, alimentos y medicinas, así como combustible y láminas de plástico para cubrir los techos de las tiendas.