Última hora

Última hora

Se evita el precipicio fiscal... por el momento

Leyendo ahora:

Se evita el precipicio fiscal... por el momento

Tamaño de texto Aa Aa

El acuerdo alcanzado en Washington es más un parche que una panacea. Evita, eso sí, una subida automática de impuestos de unos 2000 dólares de media por familia y pospone, pero sólo dos meses y a la espera de una solución negociada, los recortes sociales y en Defensa. Y eso, en el mejor de los casos, es decir, si la Cámara de Representantes, en manos republicanas, no impide con una batería de enmiendas que el acuerdo salga adelante.

“Hubiera preferido resolver todo esos problemas en el contexto de un gran acuerdo, un acuerdo amplio que resolviera nuestros problemas del déficit de forma equilibrada y responsable. Un acuerdo que no sólo tratara el capítulo fiscal, sino también el del gasto, para que pudiéramos dejar atrás todo esto y centrarnos en el crecimiento de nuestra economía, pero de este Congreso no podíamos esperar demasiado”, se lamentaba Barack Obama.

Un Congreso en el que muy pronto va a abrirse un nuevo frente, el de la aprobación de un aumento del techo de la deuda. La misma negociación que en 2011 provocó una profunda crisis política entre la Casa Blanca y los republicanos.