Última hora

Última hora

Los Bancos de Alimentos, necesarios para cada vez más griegos

Leyendo ahora:

Los Bancos de Alimentos, necesarios para cada vez más griegos

Tamaño de texto Aa Aa

Las medidas de austeridad disminuyen la ayuda y el soporte del Estado a las familias griegas, que en muchos casos se ven obligadas a acudir a bancos de alimentos para poder sobrevivir.

El ministro de Economía del país Yanis Stournaras ha augurado una mejoría en las finanzas helenas a pesar de que los indicadores reflejan una caída del PIB del 4,5%. En 2012 descendió un 6,5%.

Para parte de la población este sexto año consecutivo de recesión está asfixiándoles.

“Estoy en malas condiciones, no puedo sobrevivir. Intento encontrar un trabajo pero no puedo, y en este momento vivo en la calle”, dice una de las cientos de personas que acuden a estos bancos.

En el Banco de Alimentos de la ciudad portuaria de Patras las demandas de productos de primera necesidad se han doblado. Hace dos años ayudaban a 450 familias apoyados por las iglesias locales; ahora son casi 1.000.

“Hago un llamamiento a cualquiera que esté escuchando para que nos ayude con el banco de alimentos. No con dinero sino con productos, para que así podamos hacer frente a las crecientes peticiones de nuestros ciudadanos, aquellos bajo el umbral de la pobreza, cuyo número crece constantemente”, explica el responsable del centro.

Para Patras los problemas no acaban ahí: hasta 350 familias están en lista de espera para poder ser atendidas.

El paro, que ha alcanzado el 26 por ciento, limita las posibilidades de muchos ciudadanos, que se vuelven dependientes de estos depósitos de alimentos.