Última hora

Última hora

El salón de Detroit muestra el renacimiento de la industria automovilística

Leyendo ahora:

El salón de Detroit muestra el renacimiento de la industria automovilística

Tamaño de texto Aa Aa

Las firmas automovilísticas estadounidenses renacen con fuerza. Así lo demuestra el salón de Detroit, que se desarrolla del 14 al 27 de enero en la cuna de la fabricación de vehículos. Como prueba de ello y prolegómeno, General Motors presentó la séptima generación de su deportivo Chevrolet Corvette Stingray. Se trata del primer modelo que el gigante de Michigan ha diseñado de principio a fin desde su bancarrota en 2009.

No solo General Motors, sino también Ford y Chrysler, filial ahora del italiano Fiat, también aparecen con una salud renovada gracias a su propio mercado interno y, a pesar, del hundimiento en Europa.

“En los últimos tres o cuatro años, asistimos peldaño a peldaño a un resurgimiento de energía y excitación”, se felicita el vicepresidente de la web Industrie for true car, Larry Dominique. “Lo que vemos este año es una gran cantidad de estrenos europeos, asiáticos y estadounidenses. Y hay una gran espectro, desde vehículos de lujo a los más modestos. Tenemos muchas presentaciones, estrenos y sorpresas”.

El consultor LMC Automotive calcula que, en 2013, las ventas mundiales progresarán en un dos y medio por ciento para alcanzar casi 83 millones de unidades. China consolidará su liderazgo como mercado, con más de veinte millones. Europa seguirá bajando para situarse en menos de dieciocho y, Estados Unidos, mantendrá su recuperación con más de quince.

Entre las novedades esperadas en Detroit están asimismo los nuevos modelos europeos SQ5 de Audi, M6 de BMW, Quattroporte de Maserati o Mercedes CLA para un público más juvenil. De momento, el salón ya eligió al Cadillac ATS como el vehículo del año, en lo que supone la primera vez que General Motors consigue esta distinción.