Última hora

Última hora

La industria, un sector excitante para los jóvenes

Leyendo ahora:

La industria, un sector excitante para los jóvenes

Tamaño de texto Aa Aa

Muchos jóvenes europeos han crecido pensando que la industria es algo del pasado pero todavía hay regiones en Europa donde la industria tiene un futuro prometedor. Por ello, el sur de Holanda se ha convertido para muchos jóvenes en busca de trabajo en el nuevo “El Dorado”.

En la región de Eidhoven las empresas buscan jóvenes trabajadores con competencias técnicas. De hecho, la mayoría de las industrias de la región no consiguen encontrar a trabajadores y estudiantes que quieran hacer prácticas. Este es el caso de Smits, una fábrica de alta tecnología donde Íñigo Nóvoa, un joven ingeniero técnico vasco de 22 años, consiguió un contrato hace unos meses.

“Tengo mucho amigos que están aquí y conozco a gente que está en España que también está interesada en venir aquí. Si quieres aprender y ser alguien, aquí te van a dar la oportunidad”, explica Íñigo.

Smits invierte en sus empleados. La compañía holandesa tiene dos personas que se ocupan solo de la formación de los jóvenes. Ana Rodríguez también es del País Vasco y ha venido para hacer prácticas.

“Eres un alumno pero vienes como un trabajador. Fichas a tu hora, tienes tu máquina, tus piezas y tu producción. Eres como un trabajador más solo que tienes a una persona detrás que te enseña cosas nuevas”, explica Ana.

La compañía holandesa está en contacto con instituciones para ofrecer a los estudiantes la oportunidad de adquirir las competencias que necesarias para sus carreras.

El Director de Smits cree que las empresa deben jugar un papel activo en el sistema educativo.

“Si las empresas buscan a estudiantes para enseñarles su trabajo, para mostrarles que no se trata de un trabajo sucio… esto puede ser muy interesante. Si las compañías se preocupasen por esto creo que sería beneficioso para toda la industria”, afirma el Director de Smits, Michael Smits.

Smits colabora el centro regional de formación que trabaja con unas 20 escuelas. Tinus Van de Pas es el coordinador de los proyectos internacionales. Aquí los estudiantes aprenden mecánica y electrónica y así pueden inventar máquinas.

El centro regional de formación organiza muchos proyectos internacionales gracias al programa de la Comisión Europea Leonardo da Vinci que promueve la movilidad de estudiantes. Íñigo participa en este programa.

“Nos dimos cuenta de que en Europa hay muchos estudiantes bien formados. Vienen aquí con sus conocimientos y también con su cultura lo cual es muy importante porque Eidhoven es una ciudad industrial en el área del diseño y es muy bueno para ella que gente de toda Europa pueda trabajar aquí en equipos y juntos puedan pensar en algún invento”, explica Tinus Van de Pas, del centro regional de formación.

Muchas empresas de Eidhoven inventan y fabrican productos en la región. Por ello, aseguran, buscan cerebros y manos inteligentes.

Atraer a estas personas es la misión de Brainport Development, una estructura en la que colaboran el Gobierno, las empresas y las instituciones educativas.

“Estamos sobre todo interesados en ingenieros de todos los niveles. Hay muchas otras regiones del mundo que están interesadas también en ellos así que todos buscamos el mismo tipo de talentos y por ello es un poco difícil”, dice Marc Jacobs, de Brainport Development.

Según un artículo reciente de la revista alemana Der Spiegel, algunas zonas industriales del sur de Alemania tienen problemas para atraer a jóvenes trabajadores de otros países. A muchos de esos jóvenes bien formados no les gusta el estilo de vida de la zona. Pero ese problema no existe en Eidhoven.

“Hay mucha vida cultural, cada fin de semana tienes algo especial, festivales, conciertos, obras de arte…siempre hay algo que hacer”, asegura Íñigo.