Última hora

Última hora

La religión del fútbol

Leyendo ahora:

La religión del fútbol

Tamaño de texto Aa Aa

Para muchos el fútbol es una religión y, en este caso, el dicho no podría ser más acertado.

Son pocos los que la conocen pero en el corazón del Vaticano, cada año, seminaristas y curas juegan la Copa de Clérigos. Cuatro meses de competición con el mismo formato que la Liga de Campeones.

De camino al partido, nada mejor que unos cánticos gregorianos para aumentar la motivación.

“La Copa de Clérigos es la más importante en nuestro terreno, para nosotros es como el Mundial. Está formada por 16 equipos en los que están representados 70 países. Es más importante de lo que creía. Cuando llegué aquí no sabía que la seguía tanta gente”, explica el joven estadounidense Scott Gratton.

Aunque la hermandad y el compañerismo reinan en el campo también tienen tarjeta amarilla, roja y hasta una azul, que penaliza al jugador con cinco minutos en el banquillo.

El fútbol no es una distracción porque la Basílica de San Pedro está siempre de fondo para recordarles lo lejos que están de Messi o Ronaldo.