Última hora

Última hora

Obama: segundo mandato sin la presión de la reelección

Leyendo ahora:

Obama: segundo mandato sin la presión de la reelección

Tamaño de texto Aa Aa

Un segundo mandato sin tener que preocuparse por la reelección. Barack Obama comienza totalmente liberado los próximos cuatro años fortalecido por el capital político adquirido con su victoria en las presidenciales de noviembre.

Esa misma noche, Barack Obama fijó sus prioridades, promesas electorales que en algunos casos databan de 2008.

Barack Obama. Presidente de Estados Unidos:
“En las próximas semanas y meses, me pondré a trabajar con los líderes de los dos partidos para enfrentarnos a una crisis que sólo podremos combatir si estamos unidos: reducir el déficit, reformar la fiscalidad y la política de inmigración, reducir la dependencia del petróleo extranjero… Nos espera un trabajo enorme”

Obama prometió aumentar los impuestos a los más ricos y consiguió doblegar a los republicanos. Pero de aquí a finales de marzo, tienen que llegar a un nuevo acuerdo sobre el aumento del techo de la deuda y sobre la reducción de los gasto federal. Obama no tiene ganada la partida, según este analista:

Thomas Mann. De Brookings Instituition:
“En estos tiempos tan extremadamente polarizados, no creo que exista el capital político. Ciertamente los republicanos no respetaron el capital que ganó tras su apabullante y sorprendente victoria en las elecciones de 2008.
Los republicanos se opusieron a él en prácticamente todo lo que intentó hacer.”

Durante la crisis presupuestaria de 2011, el presidente intentó acercarse a los republicanos invitando al presidente de la Cámara de los Representantes, John Boehner a un partido de golf…sin resultados.

Por eso, cuando le reprochan su falta de disponibilidad personal y de sociabilidad se defiende:

Barack Obama:
“En un plano personal, aprecio al Presidente Boehner. Y cuando fuimos a jugar al golf lo pasamos fenomenal. Pero eso no hizo que se llegase a un acuerdo en 2011. Cuando se celebra el picnic del Congreso, y vienen los congresistas con sus familias, y se hacen fotos, Michelle y yo somos agradables con todo el mundo y lo pasamos muy bien. Pero eso no impide que cuando vuelven al Congreso los republicanos sigan acusándome de ser un socialista derrochador”

No obstante, el presidente reconoce que tendrá más tiempo para la vida social en este segundo mandato ya que sus dos hijas han crecido y ya no quieren estar todo el tiempo con su padre.

Ian Millhiser del Center for American Progress Action Fund, gracias por estar con nosotros.

Como analista de la política constitucional, me gustaría hablar del próximo mandato de cuatro años del presidente Obama. Hay un encendido debate sobre el balance de su primer ejercicio, entre lo que prometió hacer y lo que realmente ha hecho.

En lá agenda de Obama hay muchos asuntos por resolver, pero ¿en que pondrá más energía y qué panorama le espera?

Ian Millhiser:
Los dos asuntos que más le preocupan son el control de las armas y la política de inmigración. Son las dos cuestiones que quiere resolver de todas todas.
El problema es que la Cámara de los Representantes ha puesto en marcha tácticas muy peligrosas. Me refiero por ejemplo a las amenazas de no votar por el incremento del techo de la deuda o la de no apoyar al Gobierno a menos que Obama acepte importantes recortes en las ayudas a los ancianos y a otros grupos que dependen en gran medida de esas ayudas

Desafortunadamente, Obama va a tener que hacer frente a una oposición agresiva y bueno, si tiene suerte, encontrará una manera de difuminarla.

euronews:
Los estadounidenses están muy apegados a su Constitución. ¿Ayudará o entorpecerá esto a Obama la gestión de la controversia sobre las armas de fuego?

Ian Millhiser:
La segunda enmienda de la Constitución de Estados Unidos ampara en cierta forma las armas de fuego, y eso ha sido interpretado recientemente por el Tribunal Supremo como un derecho individual a poseerlas.
Sin embargo yo creo que el mito de la segunda enmienda supera la realidad misma de esa segunda enmienda. La interpretación que acabo de citar es la de uno de los jueces más conservadores del Tribunal Supremo, Antonin Scalia, pero aún así, deja muchas puertas abiertas a toda una serie de iniciativas. El presidente y el Congreso tienen por tanto un amplio margen de maniobra para promulgar leyes responsables sobre las armas de fuego”

euronews:
¿Hasta qué punto incidirán los difíciles compromisos adquiridos para evitar el precipicio fiscal en los esfuerzos de Obama para impulsar la economía y el empleo?

Ian Millhiser:
La próxima gran batalla será en febrero. Será entonces cuando el Congreso se reunirá para votar la ampliación del techo de la deuda.

Es un proyecto de ley completamente rutinario, que durante décadas se ha aprobado sin polémicas ni tensiones, pero que ahora inquieta a las finanzas mundiales.

Todo el mundo sabe que no se juega al más fuerte con la economía mundial.

Por primera vez en la historia, en 2011, los republicanos decidieron usarlo como moneda de cambio. Por eso creo que es vital que el presidente Obama encuentre la forma de impedir que eso se convierta en una costumbre.

Porque una cosa es decir, vale, tenemos desacuerdos, vamos a negociar como va a ser nuestra política fiscal. Y otra cosa muy distinta es recurrir a la extorsión, al secuestro.

Y eso es lo que está sucediendo aquí, y si matan al rehen, el mundo entero podría quedar inmerso en una recesión catastrófica.

euronews:
Esta segunda investidura ¿será igual de emocionante, habrá tantas expectativas como hace 4 años?

Ian Millhiser:
Yo creo que sí, que habrá algo del entusiasmo de entonces. Pero ahora mucha de la gente que ha votado por Obama lo ha hecho en la misma medida por miedo a la agenda que Romney que por satisfacción por los logros de Obama.
Es decir, si ha habido gente satisfecha con el trabajo de Obama, pero eso no significa necesariamente que vayan a acudir a la ceremonia de investidura, como fue el caso en la precedente