Última hora

Última hora

Descubriendo el PlanetSolar

Leyendo ahora:

Descubriendo el PlanetSolar

Tamaño de texto Aa Aa

En el astillero de la Ciotat, en el sur de Francia, se encuentra un barco muy particular ahora en mantenimiento. Pascal Goulpié nos acoge a bordo del PlanetSolar, el único barco exclusivamente impulsado por energía solar que ha dado la vuelta al mundo. A lo largo de sus 30 metros de eslora: 500 m2 de paneles solares. Tras su primera vuelta al mundo, el barco toma fuerzas para nuevas aventuras.

Pascal Goulpié asegura que “antes de nada, es una embarcación capaz de demostrar el potencial, la madurez y la fiabilidad de las energías renovables. Esa es una de sus principales ventajas. Gracias a él, demostramos qué se puede hacer cuando, hoy en día, las energías renovables no tienen la suficiente credibilidad.

Este barco también se ha convertido en una plataforma de comunicación Es imponente, capaz de transportar grandes volúmenes es decir que puede acoger a gente. Además, en los puertos se ha convertido en una insignia y una herramienta para la comunidad científica que trabaja sobre el medio ambiente”.

En colaboración con la universidad de Ginebra, este embarcación debería llevar a un equipo de científicos desde Florida hasta Islandia siguiendo la corriente del Golfo a partir de marzo. Su objetivo es reunir datos: “El equipo científico que viaja a bordo no sólo es capaz de tomar la temperatura del agua para determinar si se hallan encima de la caliente corriente del Golgo, también se puede medir la actividad biológica del mar, determinar las caractéristicas del fitoplancton, por ejemplo. Además, este barco no emite ningún gas contaminante así que todos los datos que reuniremos no estarán contaminados”.

También se realizarán otros experimentos como el desarrollado por Waste Free Ocean. Esta fundación investiga esa sopa de plástico, una masa gigantesca de desechos, que deambula por el océano. El barco PlanetSolar está precisamente adaptado para ese tipo de experimentos. Según Bernard Merkx de Waste Free Ocean, “reunir datos en este tipo de barco impulsado por energía renovable es una ventaja para nosotros ya que nos permite encontrar soluciones incluso cuando los desechos están lejos de la costa. Existen cinco sopas de basura en la Tierra.”

A bordo del PlanetSolar, nos encontramos con el padrino del barco, Gérard d’Aboville, el primer hombre que atravesó el oceano remando. Hoy sigue de cerca todo proyecto marítimo a base de energías renovables. Para él, “esta expedición tiene un programa que consiste en estudiar la corriente del Golfo, un programa apasionante ya que los resultados que obtengamos nos permitirán estudiar muchas cosas además del cambio climático que llegará en unos 10, 20 o 30 años, una generación. Así que es una clave esencial para nuestro futuro.”