Última hora

Última hora

Irán, prioridad absoluta del nuevo mandato de Netanyahu

Leyendo ahora:

Irán, prioridad absoluta del nuevo mandato de Netanyahu

Tamaño de texto Aa Aa

Como vaticinaban los sondeos, Benjamin Netanyahu renueva mandato.

El primer ministro saliente, que habló poco de economía y caso nada del conflicto con los palestinos durante la campaña, se lanzó a la batalla electoral con una prioridad: parar el programa nuclear iraní.

Tras sus amenazas en los últimos meses de recurrir a una operación militar contra Irán, ahora afirma que su primera misión como jefe del Gobierno israelí tiene en el punto de mira al régimen de Teherán

“Creo que es hora de que el resto del mundo se despierte. Los grandes retos que encaramos, el gran peligro para el mundo, no es que los judíos hagamos de Jerusalén nuestra capital ancestral, sino las armas nucleares que se fabrican en Irán.”

Difícil olvidar el elocuente dibujo que presentó en la Asamblea de Naciones Unidas de septiembre asegurando que el país estaba a dos meses de dotarse del arma atómica.

Amenazado en los últimos meses por la irrupción de Naftali Bennett, líder del partido Casa Judía, Netanyahu multiplicó las iniciativas electoralistas, como relanzar la colonización en Jerusalén y Cisjordania para frenar la hemorragia de sus electores a la derecha de la derecha

También poco antes de la cita electoral acudió a la frontera con Egipto para supervisar la construcción de la fase principal de una valla en el Sinai de 230 kilómetros para evitar la infiltración de grupos extremistas hacia Israel.

Ferviente detractor de los Acuerdos de Oslo, en el 95 hace campaña bajo los colores del Likud contra Isaac Rabin, comparado entonces con Hitler por haber firmado un acuerdo con los palestinos.

Dos meses después de este mítin, Rabin fue asesinado por un extremista israelí y pocos meses después,

Netanyahu fue elegido primer ministro, el más joven de la historia de Israel. Tenía 46 años.

Las esperanzas de una reconciliación suscitadas en Oslo desaparecen primero con los acuerdos de Wye, que no se llegan a aplicar y después tras el intento fallido de Camp Davis con Arafat y Ehud Barack como protagonistas. La segunda Intifada, en 2000 hará el resto.

Apartado del poder durante 10 años, aunque siempre en la arena política, Netanyahu vuelve a ser reelegido primer ministro en 2009.