Última hora

Última hora

Retrato de la extrema derecha israelí

Leyendo ahora:

Retrato de la extrema derecha israelí

Tamaño de texto Aa Aa

La estrella ascendente de la política israelí tiene 40 años, cuatro hijos, y es millonario.

Naftali Bennett, exjefe de gabinete de Benjamin Netanyahu, elegido en noviembre al frente del partido pro-colonos Bayit Yehudi (Hogar Judío), muestra sin ambiguedades su oposición a un Estado palestino, una vía muerta en su opinión.

Naftali Bennett. Líder de Bayit Yehudi:
“Lo primero de todo, antes de empezar a hablar de anexión, es cambiar la posición de Israel y del mundo respecto a la creación de un Estado palestino y sólo después y de forma gradual, aplicar las leyes israelíes en las zonas israelíes de Judea y Samaria.

Yo creo que a veces, la sabiduría popular se equivoca, y creo que este es uno de esos casos. Estamos todos en el mismo autobús, toda la comunidad internacional, y vamos derechos a un callejón sin salida”

Bennett aboga por la anexión del 60% de Cisjordania y por dar la nacionalidad israelí a los palestinos que viven allí. Para los dos millones y medio de palestinos restantes contempla sólo su autonomía.

Un discurso bien acogido por los cerca de 800 colonos judíos de Hebrón que cohabitan con 200 mil palestinos instalados en esta ciudad que
alberga la Tumba de los Patriarcas, lugar santo para musulmanes y judíos donde según la Biblia están enterrados Abraham, Isaac y Jacob, y escenario frecuente de choques entre palestinos y colonos.

“ La gente, dice este colono de Hebrón, se está empezando a despertar. Ahora entienden que dar a los palestinos pistolas y dejarles gobernar aquí para conseguir un poco de paz es una ilusión. Sólo habrá paz si somos fuertes, creemos en nuestros derechos y no retrocedemos”

Otro partido que cuenta es el ultraortodoxo Shas, que se beneficia del apoyo de la comunidad de judíos originarios de Oriente Medio, cada vez más importante.

Hacedor de reyes de varios Ejecutivos, con este trío al frente, el Shas ha recuperado a su carismático líder Aryeh Deri tras 13 años apartado de la política.

Condenado a tres años de cárcel por corrupción y liberado bajo palabra en 2002, Aryeh Deri fue miembro del Gobierno de Isaac Rabin en 1992 y apoyó los Acuerdos de Oslo.

Conocido por su encanto y por su ingenio, Deri es visto como una paloma en este partido ultraortodoxo. Su vuelta podría aumentar los votos del Shas, que con Eli Yishai había descendido a 12 escaños. Miembro del gabinete de Netanyahu, Yishai está considerado como un halcón: aunque no rechaza el principio de paz por territorios con los palestinos, es intratable sobre el estatuto de Jerusalén.