Última hora

Última hora

Los jóvenes revolucionarios egipcios dos años después

Leyendo ahora:

Los jóvenes revolucionarios egipcios dos años después

Tamaño de texto Aa Aa

La caída de Hosni Mubarak y de su régimen se frague ese 25 de enero de 2011. Las redes sociales se hacen eco de la jornada de la cólera convocada por jóvenes militantes egipcios, y desencadenan una oleada de protestas que nada va a poder detener.

Tras 26 días de movilización popular, el raïs dimite tras 30 años en el poder. Dos años después, euronews habla con esos jóvenes militantes.

Ellos jugaron un papel determinante, planeando movilizaciones a lo largo y ancho del país para protestar por la pobreza y por la situación política y económica resultado de la corrupción del régimen de Mubarak.

Estos jóvenes, considerados el motor de la calle, se levantaron contra la injusticia y la opresión que sufrían particularmente los de su generación.

Ali Alarabi es uno de ellos:

“Recuerdo al principio, cuando nos atacaban con gas. En cuanto lo olímos, supimos que las protestas eran un éxito, porque no utilizan gas para controlar a grupos pequeños, que se dispersan con porras, el gas se usa sólo cuando hay un gran número de manifestantes, y para nosotros eso era tranquilizador, al mismo tiempo es cierto que el gas nos impedía respirar, hacía que nos cansáramos más, nos lloraban los ojos, pero aún así, eso significaba que había mucha gente en la calle. Recuerdo cuando mi amigo me subió a hombros y me dí cuenta de la amplitud de la protesta. Ese día coreábamos un eslógan: “suben el precio del azucar y del aceite, y tenemos que vender los muebles de nuestras casas”

euronews. Mohamed shaikhibrahim:
Los cafés de El- Borsa se ha descrito de muchas maneras: refugio, trinchera, zona liberada, o nido de rebeldes, zona peligrosa, punto de encuentro de revolucionarios.

Efectivamente, aquí se planearon muchas movilizaciones y también se practicaron varias detenciones, como la de Ahmed Doma, uno de los activistas políticos más prominentes de la revolución egipcia.

Ahmad Doma:
“En los primeros días de la revolución conseguimos acabar con Mubarak y sus símbolos, logramos provocar su caída y además, le llevamos ante los tribunales.

Y después cambiamos la Constitución, aunque la nueva no es perfecta, después organizamos unas elecciones presidenciales, pese a que el presidente es un traidor de la revolución, pero esas son las victorias más importantes que hemos obtenido, sobre todo para la mayoría silenciosa que ahora puede echarse a la calle y sabe que su voz, cuenta”

Más de 800 personas, la mayoría jóvenes, perdieron la vida durante las protestas. La madre de Shahab-al Sayed, uno de los jóvenes muertos, sigue acudiendo a todas las manifestaciones en la Tahrir Square

Mouna Abed al Fatah: “No quiero tener la impresión de que derramó su sangre en vano. Quiero que todos los egipcios que hicieron la revolución y piensan que sus objetivos no han sido alcanzados que no tengan miedo y sigan diciendo NO”

Mohamed Shaikhibrahim. euronews:
“La revolución de la libertad y de la justicia social arrancó aquí, en esta plaza. Desde que se corearon los primeros eslóganes hasta ahora, dos años después, los rebeldes de Taharir siguen pidiendo lo mismo: la revolución seguirá hasta que se les escuche”