Última hora

Última hora

Port Said, en el corazón de la violencia

Leyendo ahora:

Port Said, en el corazón de la violencia

Tamaño de texto Aa Aa

Port Said sigue al rojo vivo. El corresponsal de Euronews, Mohamed Shaikhibrahim, ha sido testigo directo del clima de extrema violencia y los enfrentamientos que ya han dejado en esta localidad egipcia al menos 32 muertos y más de 300 heridos. Un polvorín en el que la presencia de periodistas no es bienvenidad.

“Estamos en la entrada principal de Port Said. El ejército egipcio controla todos los accesos a la localidad. Tenemos dificultades para llegar al centro, declarado por el ejército zona militar cerrada”, dice Mohamed, con chaleco antibalas, casco y los tanques del ejército tras de él.

Todo comenzó el sábado, tras anunciarse la condena a muerte de 21 acusados por la masacre el año pasado en el estadio de Port Said. Una turbamulta intentó asaltar la prisión en la que estaban los reos, que después han sido trasladados a otro lugar por razones de seguridad. Dos comisarías fueron atacadas.

En poco tiempo, esta localidad, en la entrada norte del Canal de Suez, se convirtió en una pesadilla de tiros y carreras, con desconocidos disparando con armas automáticas. Más de 300 heridos, muchos por bala, y muertos, más de 30, entre ellos dos futbolistas locales, cuyos funerales tendrán lugar este domingo. Las víctimas eran llevadas en volandas hasta las ambulancias. “No hay duda de que tiran a matar. El objetivo es eliminar a todos los que tienen enfrente”, nos dice un manifestante, entrada la noche. “Reivindicamos la independencia, no queremos seguir siendo parte de Egipto. Queremos que Port Said sea un Estado independiente”, afirma otro. Lo ocurrido aquí se suma a dos días de disturbios en un Egipto convulso y exacerbado dos años después de la revolución.