Última hora

Última hora

Brasil, de luto por sus jóvenes

Leyendo ahora:

Brasil, de luto por sus jóvenes

Tamaño de texto Aa Aa

Ha sido la jornada más triste que se recuerde en la historia de la Santa María. Esta localidad brasileña de más de doscientos cincuenta mil habitantes ha celebrado los primeros entierros de las víctimas del incendio en una discoteca en la que se celebraba una fiesta universitaria. 231 jóvenes fallecieron en la madrugada del domingo y más de un centenar resultaron heridos. El propietario del local, su socio y dos de los músicos que tocaban aquélla noche han sido detenidos mientras se aclara lo sucedido.

Un profesor de la Universidad Federal de Santa María lamenta que la mayor parte de los fallecidos, explica, eran alumnos. “Y no es solo ahora”, dice, “en el momento de su pérdida que les echamos de menos, lo haremos cada día”.

Hacía un año que había expirado la validez de la licencia de explotación de la discoteca ‘Kiss’. Según las primeras investigaciones, la puerta principal del local estaba cerrada en el momento en que se declaró el incendio. Además los guardias de seguridad del local impidieron en un primer momento la salida de los jóvenes para no dejarlos marcharse sin pagar. Un cúmulo de circunstancias que convirtieron la fiesta universitaria en una trampa mortal de humo y gases tóxicos. La mayor parte de los fallecidos presentaban signos de axfisia. Aparte del trágico balance mortal, alrededor de ochenta personas están hospitalizadas en cuidados intensivos con graves lesiones pulmonares. Se trata del peor incendio en Brasil en al menos medio siglo, y entre las muchas críticas hay quien apunta a si de verdad un país en el que pasan estas cosas puede ofrecer garantías de seguridad de cara al próximo Mundial de fútbol, del que Brasil será anfitrión.