Última hora

Última hora

Hollande recibido como un libertador en Mali

Leyendo ahora:

Hollande recibido como un libertador en Mali

Tamaño de texto Aa Aa

El presidente francés se ha dado un baño de multitudes en Bamako y Tombuctú, tras la intervención militar francesa que en sólo tres semanas ha hecho recular a los islamistas que ocupaban el norte del país.

El jefe del Estado galo ha asegurado, ante miles de personas, que “Francia no tiene intención de quedarse en Mali” y “serán los propios malienses y africanos quienes garantizarán la seguridad, independencia y soberanía del país”. No obstante, también ha dicho que las tropas francesas “van a terminar su misión” y seguirán sobre el terreno “el tiempo que haga falta”.

El presidente interino Traoré ha pedido, por su parte, “ejemplaridad” al ejército maliense, que ha sido acusado de ejecuciones sumarias entre los yihadistas. “En la euforia de la libertad recuperada, no os dejéis llevar por el exceso, la amalgama y la venganza”, dijo.

El hasta hace poco bastión yihadista de Tombuctú también ha recibido con el mismo fervor a Hollande. Más allá del triunfalismo, se abre en Mali un periodo de incertidumbre. Por un lado, política. Traoré ha prometido abrir un proceso de “diálogo” y “reconciliación nacional”, en un país mortificado por la guerra. Por otro, militar. Los combatientes islamistas han buscado refugio en un macizo montañoso junto a la frontera argelina, en la región de Kidal, donde París cree que también están retenidos siete rehenes franceses.