Última hora

Última hora

Ricardo III: el Rey en el aparcamiento

Leyendo ahora:

Ricardo III: el Rey en el aparcamiento

Tamaño de texto Aa Aa

Desde hace cinco siglos se desconocía dónde reposaban los huesos del Rey Ricardo III de Inglaterra. Pero después de una larga investigación, sus restos han sido hallados por los científicos de la Universidad de Leicester.

El esqueleto fue exhumado de un aparcamiento en agosto del año pasado, en el emplazamiento de lo que fuera la iglesia de Greyfriars en el siglo XV.

Expertos e historiadores han sido convocados para analizar estos restos óseos y todos coinciden en que efectivamente se trata del Rey Ricardo III.

La osteóloga, Jo Appleby hizo las siguientes declaraciones en rueda de prensa: “El esqueleto presenta cierto número de características poco comunes. Es esbelto. Tiene escoliosis. Además sufrió muchos golpes debido a los combates. Eso reagrupa las informaciones que teníamos sobre la vida de Ricardo III y sobre las circunstancias de su muerte. Tengo que añadir que se trata de un hombre de unos 32 años. Todo ello nos lleva a pensar que se trata de Ricardo III. Aquí, a la altura del cráneo, pensamos que se puede tratar de una fractura debida a un golpe. Lo hemos podido confirmar, pero no sabemos exactamente qué arma le causó esta herida aunque podría tratarse de una alabarda.”

Las pruebas del carbono 14 han permitido determinar la edad exacta del esqueleto. Y los científicos han comparado su ADN con el de varios descendientes del monarca.

Se sabe que Ricardo III murió en 1485 en la batalla de los Campos de Bosworth, que lo enfrentó a Enrique Tudor.

Retratado por Shakespeare como un ser brutal, y que al quedar solo en el campo de la batalla clamaba: ¡Mi reino por un caballo!; Ricardo III va a ser finalmente sepultado, con todos los honores, en pleno siglo XXI.