Última hora

Última hora

La dimisión del Papa sorprende y crea una situación inédita en la Iglesia

Leyendo ahora:

La dimisión del Papa sorprende y crea una situación inédita en la Iglesia

Tamaño de texto Aa Aa

“Por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”. Nadie lo esperaba. Con estas palabras, Benedicto XVI ha puesto fin a menos de ocho años de Pontificado. Una dimisión sin precedentes en la Iglesia moderna y no por una enfermedad grave, sino porque el Papa, a sus 85 años, no se ve con fuerzas para continuar.

La dimisión tiene fecha y hora: el próximo 28 de febrero a las 8 de la tarde. Joseph Ratzinger pasará unos días en la residencia de verano de Castelgandolfo antes de entrar en un monasterio en el Vaticano, creándose una situación inédita en la iglesia Católica, como explica el analista John Thavis:

“Esto abre muchos interrogantes. La iglesia hace muchos siglos que no se encuentra con dos papas. Obviamente, no serán dos papas, uno habrá dimitido, pero para la gente no va a ser fácil obviar el hecho de que el papa Benedicto todavía está vivo y que tal vez sigue escribiendo y expresando lo que piensa”.

¿Y quién será su sucesor? Muchos piensan que ha llegado de dar entrada a una nueva generación, a un cardenal de fuera de Europa, tal vez un africano, como el cardenal de Ghana, Peter Turkson. En las quinielas aparecen otros nombres, como el cardenal de Quebec, Marc Ouellet. Y entre los europeos, el italiano Angelo Scola.

El 28 de febrero se abrirá el periodo de “sede vacante”. Quince o veinte días después se organizará un cónclave con la intención de elegir al sucesor de Benedicto XVI antes de que comience semana santa a finales de marzo.