Última hora

Última hora

El legado de Benedicto XVI

Leyendo ahora:

El legado de Benedicto XVI

Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué herencia deja Benedicto XVI? ¿Cómo ha contribuido a la obra y a la historia de la Iglesia católica? son preguntas que se plantean ahora que el papa, por primera vez desde la Edad Media, ha anunciado que abdicará del trono de San Pedro de Roma.

En estas imágenes de 2009, el pontífice visita la comunidad de San Egidio para una comida de Navidad con los pobres. Le recibe el fundador de la comunidad, Andrea Riccardi, historiador y ministro de Cooperación Internacional y de Integración del Ejecutivo de Mario Monti.

Señor Ricardi, ministro de Cooperación Internacional y de Integración buenos días y bienvenido a euronews. En esta ocasión nos interesa su opinión como experto en asuntos del Vaticano.

¿Cómo cree que cambiará la Iglesia tras la dimisión de Ratzinger?

Andrea Ricardi:
En cierto sentido, el 11 de febrero va a ser una fecha histórica, la de la dimisión de un papa que ha decidido irse en plena posesión de sus facultades. Muchos se han preguntado el por qué y no han aceptado las explicaciones que ha dado Joseph Ratzinger, la de la disminución de su fuerza física, intelectual y espiritual debido a su avanzada edad, y buscan un motivo de crisis de gobierno o ese tipo de cosas.

Yo creo que ser papa es extremadamente difícil, es difícil gobernar la curia romana, la Iglesia, pero no habrá motivos nuevos ni podemos esperar nuevas revelaciones. Es, por decirlo así, el desgaste de un hombre.

euronews:
Es decir, en su opinión, detrás de la dimisión no hay otros motivos.

Andrea Ricardi:
“No. Es más, yo creo que el papa ha esperado a que la justicia se pronuncie en el caso contra su exmayordomo para anunciar su dimisión.

euronews:
La dimisión llega con las elecciones italianas a la vuelta de la esquina. El papa discreto se impone con este anuncio en la escena mediática. ¿Interferirá la dimisión de Benedicto XVI en las elecciones?

Andrea Ricardi
La dimisión del papa no tiene absolutamente nada que ver con las elecciones italianas. Pero la población italiana, incluidos los no creyentes, está estrechamente ligada a la figura del papa. He oido a mucha gente hacerse preguntas sobre la dimisión. Hay una cierta sensación de incertidumbre, pero cómo se traducirá eso en términos electorales es difícil de decir.

euronews:
¿Cómo será el papa del mañana? o mejor dicho, ¿qué papa necesita la Iglesia del mañana?

Andrea Ricardi
Es difícil decirlo. La Iglesia de hoy necesita un papa que la ayude a crecer y a reforzarse en el mundo.

Necesita un papa con ciertas dosis de carisma que guíe la evangelización, pero también un hombre de Gobierno, porque la Iglesia es una gran internacional.

euronews:
Han pasado 50 años desde el Concilio Vaticano II que sentó las bases para la modernización de la Iglesia. ¿Cree que ha llegado el momento de organizar un nuevo Concilio?

Andrea Ricardi:
En estos últimos tiempos se habla de nuevo Concilio, pero la respuesta de Ratzinger y de otros muchos es que primero hay que asimilar el Concilio Vaticano II.

Sin embargo yo creo que se necesitan lugares de reflexión, no necesariamente un Concilio, para ayudar a la Iglesia a encontrar la medida de su grandeza, porque la Iglesia es muy grande y muy diversa.

euronews:
Tradicionalista, modernísimo…¿cómo recordará la historia a Benedicto XVI?

Andrea Ricardi:
En muchas ocasiones se ha dado una imagen muy equivocada de Joseph Ratzinger, de Torquemada, de inquisidor, de mastín de Dios.

En realidad fue un hombre esencialmente humilde.

Un hombre respetuoso de las tradiciones muy apreciado en el oriente ortodoxo, por sus estudios, por su idea de la Iglesia, muy tradicional. La idea de la Iglesia de la tradición.

Al mismo tiempo, la dimisión es un gesto extremadamente innovador: Juan Pablo II murió ejerciendo de papa con una enfermedad terrible, Pablo VI también estaba enfermo pero no renunció aunque se abordó el problema, Pio XII lo mismo, Juan XXIII tenía un tumor pero inauguró el Concilio Vaticano II. El de Ratzinger será recordado como un gesto muy innovador.