Última hora

Última hora

Sabor iraní en la Berlinale con Panahi y sus cortinas cerradas

Leyendo ahora:

Sabor iraní en la Berlinale con Panahi y sus cortinas cerradas

Tamaño de texto Aa Aa

Dos platos fuertes para un menú de excepción con sabor iraní en la Berlinale: Panahi y Partovi.

La película con la que han escapado a los censores de su país se titula “Parde” (cortina cerrrada). El nombre lo dice todo: Jafar Panahi y Kamboziya Partovi la rodaron a escondidas, dentro de una casa al lado del mar, la mayoría del tiempo con las cortinas cerradas.

Panahi no ha podido viajar a Berlín porque las autoridades iraníes le han denegado la salida del país. El realizador ya no está en arresto domiciliario pero todavía se le aplica la prohibición de filmar durante 20 años, después de que 2010 se le encontrara culpable de “hacer propaganda” contra el gobierno iraní.

El codirector Partovi ha acudido al festival a defender la cinta, que compite por el Oso de Oro.

Las escenas con las cortinas abiertas se “filmaron al final para evitar problemas” comentó ayer Partovi, que no descarta que haber hecho esta película también tenga consecuencias para él.