Última hora

Última hora

Benedicto XVI critica las divisiones en la Iglesia en su última misa

Leyendo ahora:

Benedicto XVI critica las divisiones en la Iglesia en su última misa

Tamaño de texto Aa Aa

El Papa renunciará oficialmente el 28 de febrero a las 20:00, pero ayer ya presidió su ñultima ceremonia pública con una homilía en la Basílica de San Pedro.

El pontífice criticó las “divisiones del cuerpo eclesiástico” que “desfiguran el rostro de la Iglesia” y ponen en peligro “su unidad”. Estas palabras se interpretan como una sutil referencia a las luchas de poder y las intrigas vaticanas que para muchos han jugado un papel importante a la hora de anunciar el abandono de su ministerio.

Un abandono cuya dimensión nos ayuda a comprender el exportavoz de la Santa Sede, Navarro Valls. Toda la Curia Vaticana caerá con Benedicto XV por decisión suya expresamente. Lo ha dejado escrito:

“ En el caso de Benedicto XVI, creo que ha actuado con un coraje magnífico. Él ha decidido en solitario, sin consultar al colegio cardenalicio. ¿Qué ocurrirá ahora? Se da una situación igual a la que generaría la muerte de un papa, lo que técnicamente se define como sede vacante. Toda la curia vaticana cae”

Un elemento que parece reforzar la tesis de que, renunciando, el Papa busca hacer limpieza en la Iglesia. Su gesto, además, abre interrogantes más prosaicos pero también complicados, como el título exacto que Benedicto XVI- en caso de que se le pueda seguir llamando así-tendrá en su retiro.