Última hora

Última hora

"Lecciones de armonía", primera película kazaja en competición por el Oso de Oro

Leyendo ahora:

"Lecciones de armonía", primera película kazaja en competición por el Oso de Oro

Tamaño de texto Aa Aa

La Berlinale presenta en su programa oficial, y por primera vez en su historia, un filme de Kazajistán en competición por el Oso de Oro: “Lecciones de armonía”, “Harmony Lessons” del joven realizador Emir Baigazin.

Todo el equipo de largometraje ha venido a la capital alemana a presentar esta ópera prima al mundo.

“Lecciones de armonía” cuenta la historia de Aslan un chico de 13 años a quien los matones de su clase pegan y chantajean.

En su casa pone en práctica la lección de Física y Química al construir minisillas eléctricas para las cucarachas o pistolas de madera, que disparan fuego real, pensando en los matones que le extorsionan en la escuela.

Emir Baigazin cuenta cómo fue su trabajo con los actores: “Todos los actores que actúan en la película son aficionados. Había que encontrar un equilibrio entre la libertad que necesitan los adolescentes, las ganas de improvisar y el rigor necesaria en nuestro trabajo. Tenía que ser claro y hacerle entender a los jóvenes que debían respetar mis direcciones para hacer el filme. Son libres, pero hasta cierto punto.”

El único amigo del protagonista es un muchacho que se rebela contra los bravucones de su clase. Y la chica que le gusta es una musulmana que a su manera, también marca las diferencias frente a la ley del terror imperante en el colegio, en un Kazajistán rural.

Yermek Amanshayev es presidente del los estudios Kazakhfilm y nos da cifras sobre la producción cinematográfica en su país:

“Producimos entre 12 y 14 películas al año en Kazajistán. Diez de ellas están producidas en nuestros estudios. Somos un órgano del Estado y trabajamos también con empresas privadas. Y somos los únicos que lo hacemos en Kazajistán.”

La película ha tenido una acogida entre cálida y entusiasta a pesar de su candor.

La presentación del filme en la Berlinale ha sido posible también gracias a las subvenciones del World Cinema Fund, para el apoyo del cine periférico.

“Caminar en la alfombra roja de la Berlinale no es solo un gran momento para el realizador Emir Baigazin, es también motivo de orgullo para la industria del cine en Kazajistán.” Desde Berlín, Wolfgang Spindler para Euronews.