Última hora

Última hora

La UE intenta frenar la expansión de la carne de caballo

Leyendo ahora:

La UE intenta frenar la expansión de la carne de caballo

Tamaño de texto Aa Aa

Continúan las pruebas de ADN para diferenciar la carne de buey de la de caballo.

La Agencia de Seguridad Alimentaria británica ha examinado unas 2.500 muestras y ha detectado carne equina en 29 productos que deberían ser buey.

En toda la Unión Europea se están haciendo este tipo de exámenes ya que el escándalo salpica a todo el continente.

La lista de países que han distribuido la carne de caballo bajo etiqueta de buey no para de crecer, al igual que los que han detectado esos productos en las estanterías de los supermercados.

El último en descubrirlo ha sido Austria, con unos tortellini provenientes de Alemania. En Noruega, en algunas lasañas también se ha detectado carne equina y en Dinamarca el ministerio de Alimentación ha abierto una investigación en un matadero que distribuía carne para pizzas.

El engaño alimentario también se ha extendido a hospitales y escuelas del Reino Unido. Las autoridades británicas han recogido muestras de 47 colegios del noroeste de Inglaterra.

La empresa en el ojo del huracán es Spanghero, situada en el suroeste de Francia, y que durante 6 meses guardó 750 toneladas de carne de caballo.

El Gobierno francés, que la señala como origen de la carne mezclada, ha decretado su cierre. Según la empresa la carne tenía origen en Rumanía.