Última hora

Última hora

Alepo, los restos de una masacre

Leyendo ahora:

Alepo, los restos de una masacre

Tamaño de texto Aa Aa

Alepo recuerda todavía los devastadores efectos del misil Scud que impactó en la ciudad el pasado martes. Muchos sirios tratan de limpiar los escombros en el barrio de Jabal Bedro. Y todavía temen que siga habiendo cadáveres ocultos.

El ataque de las fuerzas gubernamentales dejó un reguero de sangre y destrucción, pero también de indignación. “Al Assad nos trata como si fuéramos israelíes, ha matado a nuestros hermanos. “Asegura un niño que perdió a 50 miembros de su familia.

Entre los escombros, restos de una o muchas vidas que ya no existen. Son abnegadas labores de limpieza que solo encuentran un sentido a la hora de recuperar la dignidad de los desaparecidos.

La pérdida de sus hogares y pertenencias obliga a muchos a emprender una mudanza forzada y a intentar recuperar la normalidad, algo que parece imposible.

Pero sobre todo, duelo, mucho duelo. Abu Ahmed perdió a diez de sus familiares: esposa, hijos, madre… Él se salvó porque ese día estaba fuera de la ciudad.

Nadie sabe exactamente el número de muertos, pero sí que la mayoría eran mujeres y niños que dormían en el momento de la explosión, alrededor de las nueve y media de la noche.

“Cuando escuchamos el estruendo salimos a ver qué había pasado y nos encontramos con muchos muertos y heridos gritando en medio de las ruinas, pero no sabíamos cómo rescatarlos”, comenta Sobhi Abu Ali

Y en el fondo, entre tanta desolación, la esperanza de rehacer unas vidas truncadas desde hace tiempo por la guerra, pero que en este sitio sufrieron el golpe definitivo.

“Debido a su cercanía con el aeropuerto, los habitantes de Jabal Bedro temen que este episodio sea apenas el principio de un periodo que podría ser mucho más sangriento”, concluye Pablo Herrera, enviado especial de Euronews.