Última hora

Última hora

Maroni, candidato regional de la Liga Norte, clave en las legislativas italianas

Leyendo ahora:

Maroni, candidato regional de la Liga Norte, clave en las legislativas italianas

Tamaño de texto Aa Aa

El principal aliado de Berlusconi en las próximas legislativas, el líder de la Liga Norte, Roberto Maroni, se presenta a las elecciones regionales de Lombardía, pero no a las generales, que se celebran el mismo día.

Exministro de Trabajo y dos veces de Interior en Ejecutivos de Berlusconi, en la década de los 80 fundó la Liga Norte junto con Umberto Bossi.

Tras una serie de escándalos que salpicaron a la familia de Bossi y de investigaciones judiciales, el partido perdió a la mitad de sus votantes: la consecuencia inmediata fue un cambio de líder.

El congreso del partido el pasado julio, concluía con un traspaso de poderes de Bossi a Maroni zanjando un mes de agrias disputas entre los dos líderes y sus seguidores. La Liga Norte ha favorecido la candidatura regional de Maroni para reconectar con su electorado tradicional.

Aliados ma non troppo, para apoyar a Il Cavaliere Maroni ha impuesto una condición: que no aspire al Palazzo Chigi. Maroni, por su parte, se limita a la región, pero ¿es realmente un límite? Roberto Maroni: “Ser Gobernador de Lombardía es más importante que ser ministro mil veces. Y lo digo por que yo lo he sido tres veces. No me presento en Roma porque no quiero paracaídas fáciles, aunque pueda tenerlos, sino porque creo que esta es la decisión justa para mi y para la Liga, porque soy un federalista convencido que antepone el territorio, Lombardía, a cualquier otra cosa”

De hecho, los resultados nacionales dependerán en gran medida de Lombardía, ya que el sistema electoral para el Senado estipula que los votos se cuenten a nivel regional: la eventual victoria de Maroni en la populosa Lombardía podría traducirse en un Senado sin una mayoría clara.
Candidato a Gobernador de Lombardía, Maroni ha acaparado la atención de todos los medios nacionales como si fuese candidato a las generales. En cualquier caso, ha asegurado que dejará el liderato del partido tras las elecciones.

Roberto Maroni:
“Tengo un principio muy simple: un culo, una silla. No se puede ser un buen Gobernador de Lombardía y a la vez, secretario de la Liga. No hay tiempo para hacer las dos cosas.

En segundo lugar, el Gobernador de Lombardía debe ser el Gobernador de Lombardía, no de un sólo campo político, y yo quiero ser Gobernador también de quienes no me han votado.

Por eso ya lo he advertido: convocaré un Congreso extraordinario para que la Liga elija a un nuevo secretario federal”

Ese mismo principio funciona si pierde: el partido tendrá un nuevo líder. Pero Maroni está convencido de su victoria aunque Ambrosoli, el candidato del Partido Democrático le pisa los talones. Maroni ha centrado su campaña en un programa ambicioso: juntar las regiones de Lombardía, Veneto y Piamonte e incluso llegar más allá. Una apuesta a todo o nada:

Roberto Maroni:
“Si gano en Lombardía se abrirá una nueva fase: una nueva trayectoria que lleva a la realización de la macro – región y la primera pieza de la nueva Europa de las regiones. Es un proyecto ambicioso, que no sólo tiene que ver con el futuro de Lombardía, sino de todo el Norte. Y que puede cambiar toda la historia: la de las regiones del norte y la de Europa.Y espero que se realice porque de lo contrario sería un desastre: retrocederíamos 20 años, y no sólo la Liga, sino todo el Norte.”

Para Maroni, de hecho es el eslógan de su partido, el Norte de Italia es la prioridad absoluta. Allí está la base electoral de la Liga Norte. Si gana su apuesta en Lombardía su partido tendrá las riendas en las principales regiones del Norte. Su proyecto es unirlas en una macro – región. Pero sus planes no se circunscriben a las fronteras italianas:

Roberto Maroni:
“Es un proyecto europeo, la formación de una euro-región padano – alpina que prevee ya las cuatro regiones italianas más regiones de otros Estados: como por ejemplo Eslovenia, Carintia, Suiza, una región francesa. Ese es el modelo de euro – región que quiero realizar, pero partiendo de regiones italianas: las cuatro regiones que juntas forman la macro – región del Norte. Pero utilizando instrumentos europeos, porque nuestra perspectiva es la nueva Europa de las regiones.”

Aunque incluye la palabra Europa, que está circulando mucho en medios políticos italianos, este tipo de proyectos no están bien vistos en Roma. Muchos partidos nacionales consideran que se trata de una forma de secesión encubierta del Norte.

Roberto Maroni:
“No es una ruptura, es una evolución de la transformación federal de Italia, que está aún pendiente: valorar los territorios, permitirles que se autogobiernen, que es algo bueno y democrático y que va en el sentido de reconocer la importancia de las regiones.

Eso es lo que quiere decir macro – región. Yo hablo del Norte, primero el Norte, no de Padania, porque el Norte presupone la existencia del Sur y nosotros queremos establecer unas relaciones basadas en el diálogo, en el reconocimiento de la existencia de otra parte. Pero después de todos estos años, lo que decimos es que el Norte debe pensar un poco más en sí mismo.”

Roberto Maroni:
Y como en todas las separaciones, una de las preocupaciones principales, si no la mayor, es el dinero: el proyecto macroregional de la Liga Norte contempla que cada región retenga al menos el 75% de los impuestos recaudados en su territorio. Eso significa que las ricas regiones del Norte que aportan el 59,4% del PIB italiano podrían hacer más cosas que en la actualidad, mientras que las regiones con menos recursos tendrían que revisar su gasto:

Roberto Maroni:
“Es dinero nuestro, es dinero nuestro. Si fuésemos un Estado independiente, tendríamos el 100% de nuestro dinero, pero por ahora formamos parte de un Estado nacional. Hoy en Lombardía se queda el 66%, poco más de dos tercios. Nosotros queremos que se quede al menos el 75%, eso querría decir 16 mil millones de euros más al año. Con ese dinero, resolveríamos todos nuestros problemas, dejando a las otras regiones una parte sustancial de nuestro trabajo, el 25%. Con esa suma, las demás regiones deben mejorar sus resultados en cuanto al déficit público pero es lo que hay que hacer.”

Maroni ha llevado a cabo una intensa campaña electoral: ha multiplicado las apariciones en la televisión y por radio, se ha reunido con diferentes actores sociales y ha evitado las multitudes, excepto el último día.

Un mítin medido al milímetro pensado para pasar definitivamente página: atrás han quedado los tiempos de los discursos extremistas frente a una pintoresca multitud propios del histórico líder de la formación, y exsecretario general Umberto Bossi.

Pero para el nuevo líder de la Liga, quitarse el sanbenito de partido populista será una misión complicada.

Roberto Maroni:
“Sí, Einstein decía que es más fácil separar un átomo que eliminar un prejuicio. Es un prejuicio muy difundido, pero absolutamente infundado: nosotros no somos populistas,o sólo en el sentido de que estamos cerca del pueblo.

El pueblo es nuestra fuerza, somos un partido muy radicado en el territorio, como ningún otro. presente en todos los Ayuntamientos del Norte como ningún otro; tenemos miles y miles de afiliados, ciudadanos de a pie que nos apoyan, como a ningún otro partido…

Los que desde Europa nos califican siempre de populistas, que vengan unos días, unas semanas, y se darán cuenta de que la realidad, por suerte, es bastante diferente de como se pinta en Europa”